CATEGÓRICO FALLO A FAVOR DE LOTERÍA NACIONAL S.E.

EN UN COMUNICADO, EL ORGANISMO ANUNCIÓ LA DECISIÓN JUDICIAL

Bwin Argentina SA pretendía explotar el juego en todo el país con la concesión y control del IPLyC de Misiones. En un categórico fallo que sienta precedente, la justicia respaldó el accionar de Lotería Nacional SE y cargó las costas a la empresa trasnacional y el organismo misionero

La Justicia Federal ratificó la constitucionalidad del accionar de Lotería Nacional S.E. en la administración y explotación de la oferta de apuestas de pronósticos deportivos en jurisdicción federal por todos los canales de comercialización disponibles, de acuerdo a la ley 25.295 de Pronósticos Deportivos (PRODE). Esta medida es de vital importancia para el público, dado que garantiza la legalidad de todos los productos de juegos de pronósticos deportivos que le son ofrecidos por diferentes medios.

En efecto, según determina la citada ley, es potestad de Lotería Nacional S.E. (art. 4°) generar recursos destinados al fomento, promoción, organización, participación y desarrollo del deporte en jurisdicción federal. Además, se ratificó la prohibición de introducir por cualquier medio, la circulación o venta de todo otro concurso de pronósticos deportivos que no sean explotados y/o comercializados por LNSE (art. 19°).

La Justicia Federal determinó que los planteos de Bwin Argentina SA y el Instituto Provincial de Lotería y Casinos –IPLyC- de Misiones “no resisten el menor de los análisis”. Del fallo se desprende que el reclamo presentado contra Lotería Nacional SE es inconsistente y contradictorio, ya que el propio IPLyC asume que  el poder de regulación es estrictamente local y que las autorizaciones del organismo son válidas dentro del territorio de la Provincia de Misiones.

Por otra parte, el juez destaca que el IPLyC “adhirió a la ley Nacional 25.295 y a la respectiva comercialización del PRODE, en todas sus formas”, ley que ahora pretende que se considere inconstitucional, además de “haber pactado también en su cláusula octava que el IPLyC SE (adherente) no permitirá en su jurisdicción la organización de otros concursos del mismo tipo (PRODE)”.

Respecto a la cuestión de la inconstitucionalidad, el juez dictaminó que la interpretación de Bwin Argentina SA del artículo 7 de la Constitución Nacional implicaría “que el convenio entre Bwin Argentina SA y el IPLyC SE podría ser ejecutado sin más en el resto del territorio” y recordó que, según recomienda la Corte Suprema de Justicia, el pedido de inconstitucionalidad se debe realizar en última instancia.

En el mismo sentido, otra contradicción patente que hace notar el fallo es que Bwin Argentina y el IPLyC asumen que Internet es un medio “translocal” que “trasciende fronteras” y al mismo tiempo pretenden ignorar la restricción a ofrecer juegos de azar en jurisdicciones donde no están autorizados.

En lo que fue considerado como una serie de presentaciones “farragosas” Bwin Argentina llegó a afirmar que la utilización de Internet implicaba “viajar virtualmente a la provincia de Misiones”, además de apelar a libertad de expresión e ideas por Internet como si de un medio de comunicación u ONG se tratara, cuando están ofreciendo juegos de azar con fines de lucro, algo que legalmente está prohibido sin autorización previa de cada lotería estatal u organismo equivalente de cada jurisdicción.

Un antecedente importante

Las acciones judiciales se iniciaron cuando funcionarios de Lotería Nacional detectaron oferta ilegal de juego online por parte de la empresa Bwin Argentina S.A. en medios nacionales. Dicha empresa intentó obstaculizar las tareas de control mediante el pedido de inconstitucionalidad de la ley de Pronósticos Deportivos (artículos 4° y 19°), lo cual fue rechazado por la justicia en este fallo.

Además de respaldar las acciones de control, esta medida plantea un antecedente respecto al uso de las nuevas tecnologías, algo que resulta trascendental tanto para jurisdicción nacional como para cada una de las provincias, en su rol de prevenir la oferta ilegal de juegos por estos medios. Asimismo, genera las bases para la construcción del marco regulatorio para la comercialización de juegos por Internet, en consonancia con la tarea del Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y con el artículo 81° de la nueva ley de medios de comunicación audiovisual, que establece que “la publicidad de juegos de azar deberá contar con la previa autorización de la autoridad competente”.

Estos controles son necesarios para, por un lado, encauzar el juego para evitar conductas adictivas y evitar el abuso de quienes pretenden explotar el juego de forma ilegal, y, por otro lado, generar recursos y dar al producido un destino estrictamente social.

Gracias a estos esfuerzos se fortalecen las capacidades del Estado Nacional como actor central en la administración de los juegos de azar, a través de una gestión profesional, eficiente, transparente y socialmente responsable.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.