URUGUAY APUESTA POR LA FORMACIÓN

CURSOS PARA JÓVENES PEONES

Javier Cha, director general de Casinos

En el marco de la acción estratégica de gobierno en apoyo de la cadena productiva del caballo pura sangre de carrera, la Dirección Nacional de Casinos impulsa un programa de fortalecimiento de la actividad hípica por su creciente impacto en la creación de valor con efecto multiplicador en el empleo.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la cadena productiva del caballo pura sangre de carrera genera 8.000 puestos de trabajo directo y otros 8.000 indirectos, mientras que hay 50.000 personas involucradas con el desarrollo de un sector que también exhibe su perfil exportador. Entre 2006 y 2010, se exportaron caballos deportivos y de paseo a más de 20 países, según un informe de Uruguay XXI.

Desde la Dirección General de Casinos, se busca fortalecer la actividad con un mayor número de carreras y una mejora de los premios, para lograr un crecimiento de los ingresos acompañado por la formalización de los trabajadores del sector, esto es, cuidadores, jockeys, capataces y peones. Sólo en el Hipódromo Nacional de Maroñas se entregan 10 millones de dólares anuales en premios, que también contempla el premio por marcador no rentado. «En estos últimos años los peones son los más beneficiados; si el caballo no gana, el peón igual va a obtener una recompensa por el cuidado del caballo, que pasó de $ 200 a $ 950, pero en contrapartida debe estar inscripto en el BPS», explicó a El País el director general de Casinos, Javier Cha.

Junto con el incremento de los ingresos y la formalización laboral del sector, inclusive con la participación de menores a partir de los 15 años, la Dirección General de Casinos, con el aporte de la firma HRU en el marco de su programa de responsabilidad social empresarial, promueve un programa piloto de capacitación con la formación de peones en las instalaciones del Hipódromo Nacional de Maroñas. El curso, de tres meses de duración y una carga de 90 horas téoricas y prácticas, ya tiene sus primeras 25 inscripciones de jóvenes entre 15 y 18 años. «Esto es sólo el inicio, ya que la capacitación seguirá con otros programas más ambiciosos hasta la creación de la primera escuela de jockeys», dijo Cha, para agregar que el Hipódromo de Las Piedras, que también será gestionado por HRU, «será un complejo modelo con la instalación de una policlínica, un Centro de Atención Integral a la Infancia y la Familia y la escuela de jockeys con internado, donde llegarán alumnos de todo el país, para desarrollar un verdadero politécnico, con la participación de la UTU, el INAU y el MEF, para la formación de peones, capataces, herreros y vareadores, entre otros oficios».

También participan de los cursos de capacitación la Sociedad de Entrenadores, para facilitar la inserción laboral de los egresados. Además, HRU se hace cargo de los primeros cuatro meses de aportes a la seguridad social de los peones egresados de los cursos de capacitación que comienzan a trabajar en las actividades del Hipódromo Nacional de Maroñas.

elpais.com.uy

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.