Se larga el Gran Premio Ramírez

Será el retiro definitivo de Pablo Falero.

Como todo los días 6 de enero, en Uruguay, además de celebrarse los Reyes Magos, se corre el histórico Gran Premio Ramírez en el Hipódromo Nacional de Maroñas, cita obligada para todos los burreros.

El evento hípico más importante del país tendrá su 122ª edición y contará con varios atractivos extras. Entre ellos, uno que no puede pasar desapercibido: será la última carrera de uno de los más grandes jockeys de Uruguay –y de América y del mundo–, Pablo Falero.

Primero lo primero: las puertas del hipódromo se abrirán a las 12.30. Además del Ramírez (que tiene un premio a repartir de más de 116.000 dólares y se correrá a las 20.40), entre las 19 carreras se destacarán tres que tienen la etiqueta de clásico internacional: el Gran Premio Maroñas (que será la última carrera y dispone de 25.612 dólares para repartir), el Gran Premio Pedro Piñeyrúa (que se correrá a las 16.25 y tiene 37.254 dólares en premios) y el Gran Premio Ciudad de Montevideo, Presidente Jorge Batlle (que repartirá 40.746 dólares y se largará a las 18.10).

Como es habitual, además de las competencias habrá varias actividades en las tribunas y en el escenario. Según informó la organización a Garra, habrá muchos espectáculos musicales: tocará el grupo de cumbia pop Dame 5; dará un concierto la Sinfónica Juvenil del SODRE; también estará Christian Cary, voz de La Triple Nelson; cantará Manuel Pérez Carbajal (ganador del concurso Pequeños Gigantes), y también actuará Puro Chamuyo, joven grupo tacuaremboense que hace folclore.

En diferentes zonas del hipódromo habrá diversas opciones gastronómicas, repartidas entre la tradicional oferta del Maroñas y en una feria de foodtrucks preparada para la ocasión. Además, para niños y niñas habrá una kermesse, juegos inflables, helados y entrega de regalos de los Reyes Magos.

Uno de los grandes

Pablo Falero correrá el Ramírez. El veterano jockey de 53 años se retirará de las carreras luego de participar en la competencia más importante del país. Retirarse en casa, con su gente: la frutilla de la torta, tanto para la organización como para él.

Hablar de Falero es hablar de un ícono turfístico. El nacido en Conchillas, Colonia, considerado en varias oportunidades el mejor jockey de América, había anunciado su retiro previo a correr el Gran Premio Carlos Pellegrini en San Isidro, Buenos Aires –donde terminó en el puesto 17–. Tras el grande argentino, habiendo corrido más de 9.000 carreras, el múltiple ganador dirá adiós y pasará a integrar la lista de leyendas máximas de nuestro turf, al lado de nombres como Irineo Leguisamo, Domingo Torterolo y Julio César Méndez, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.