Desde 2020 habrá reconocimiento facial en todos los casinos de Mendoza

Servirá para identificar a los autoexcluidos y expulsados de las salas y unificar toda la información. Podrá usarse para prevenir delitos.

Al menos una cámara en cada una de las entradas de los 12 casinos ubicados en toda la provincia, y de forma obligatoria. Así comenzará el 2020 en estas salas, y todos los equipos estarán interconectadas al Sistema Integral de Reconocimiento Facial (SIRF). La intención es que el dispositivo pueda identificar a todas las personas que asistan a estas salas en el momento en que se dispongan a ingresar e, incluso, pueda detectar también si los involucrados se encuentran inscriptos en el registro de autoexclusión (voluntario y para aquellas personas que intentan combatir la ludopatía) o de expulsados (excluidos a la fuerza a raíz de desmanes) de algunas de las salas provinciales.

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) está ultimando los detalles para que en los 5 establecimientos que son de su jurisdicción (Casino de Mendoza) y en los 7 privados -de los cuales uno está operativo únicamente durante la temporada invernal en Las Leñas- comience a funcionar en plenitud este sistema en los primeros días del año próximo. Incluso, y aunque en un principio está previsto que solamente emita alertas cuando el rostro coincida con el de alguno de los inscriptos en los registros mencionados; la intención a futuro es que este sistema también esté conectado con las bases de datos del Ministerio de Seguridad y se incluyan alertas referidas a la detección de personas con antecedentes delictivos o medidas judiciales pendientes.

También con miras a futuro, otro de los objetivos de este sistema es que también se pueda detectar posibles hechos de lavado de dinero en el interior de cualquiera de las salas; todo basado en un minucioso seguimiento por medio de cámaras.

“En esta primera etapa, la o las cámaras van a estar del lado de adentro de los ingresos. No hace falta que la persona se detenga de frente durante algunos segundos. Solamente con pasar delante, el sistema lo va a identificar; y aunque pase de perfil” destacó el subgerente de Fiscalización del Instituto de Juegos y Casinos, Pablo Bogdanowsky. Incluso, el software permite la identificación en simultáneo de hasta 30 personas.

En simultáneo con el Sistema Integral de Reconocimiento Facial, los casinos de Mendoza también estarán vinculados e interconectados con el Sistema Único de Monitoreo Online (SUMO). “Se trata de un sistema de control online en tiempo real. Cada sala tiene sus máquinas tragamonedas, y todas están conectadas en un sistema que extrae los datos de cada máquina, y sus eventos (cuando se paraliza por algo la máquina, cuando da un premio, cuando se la da de baja). Hasta ahora, cada sala tenía sus datos; pero de forma independiente. Con este sistema, todo está interconectado”, explicaron por su parte la presidenta y la directora del IPJyC, Josefina Canale y Mercedes Rus.

Los flamantes sistemas SUMO y SIRF apuntan a modernizar el seguimiento y control de los movimientos en las salas mendocinas.

En el caso de las cámaras que permitirán identificar rostros a partir del 2020, el cambio es sustancial en comparación a cómo se trabaja hasta el momento. “Hasta hace unos años, cada sala trabajaba con su propio registro. El de los autoexcluidos es voluntario y cada persona que identifica que tiene una problemática se inscribe si desea hacerlo. No obstante, cada casino tenía su propio registro; y solamente contaban con una foto y los datos de las personas para que el personal de seguridad impidiera su ingreso. Entonces, se tenía que estar atento a si intentaba ingresar a esa sala, A ello se suma que, como no estaba unificado en todas las salas de la provincia, muchas veces quienes estaban en el registro de uno de los casinos iban a otro”, resumieron Canale y Rus.

Según destacó la directora de la repartición, hasta 2018 el registro de autoexcluidos tenía una redacción errónea; puesto que el hecho de no respetarlo era considerado como una falta. Y recién este año se unificaron los listados aislados de cada establecimiento. Así las cosas, al crearse el RUAM (Registro Único de Autoexcluidos de Mendoza) se confeccionó una sola base de datos que nuclea la información de las 12 salas.

Además del listado voluntario, los casinos cuentan también con otro registro: el de expulsados, y que también ha sido unificado. En este caso lo integran aquellas personas que han sido identificadas en algunos de los establecimientos como protagonistas de diferentes desmanes; por lo que se aplica el derecho de admisión.

El detalle es que la identificación de ambos actores –autoexcluidos y expulsados– sigue dependiendo de que el guardia esté atento a las fotos que se tienen sobre los integrantes, Y que sus protagonistas no hayan modificado demasiado su apariencia (barba, corte de pelo). Sin embargo, con las cámaras la detección será inmediata; y la alerta se desatará si el involucrado integra los registros unificados.

Durante su primera etapa de funcionamiento, el SIRF detectará los rostros permanentemente a aquellos hombres y mujeres inscriptos en los listados específicos. Mientras que para reconocer a alguien con alguna medida judicial delictiva pendiente, será algo eventual y dependerá exclusivamente de que se haya librado un pedido específico.

Respecto al Sistema Único de Monitoreo Online, incluirá a las 4.746 máquinas “tragamonedas” que están operativas en la actualidad (1.751 en los casinos estatales y 2.995 en los privados). “Los datos de cada uno de estos equipos está en su servidor. El Instituto cuenta ahora con un web server que ha unificado todos los datos en un único lugar; lo que permite cruzar la información fiscal”, destacó Bogdanowsky. Para la implementación del SUMO ha resultado clave el trabajo de varias empresas.

Por su parte, el gerente de Fiscalización, Germán Bassani también resaltó la importancia de haber incorporado esta tecnología y de unificar toda la información y los mecanismos de control. “No es efectivo que cada casino tenga sus datos de forma independiente. Ahora hay una única base de datos, y toda la administración está vinculada y unificada con el Instituto Provincial de Juegos y Casinos”, indicó.

Fuente: elrecreativo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.