La subasta de Lotex se llevará a cabo el 5 de febrero

El Gobierno de Brasil ha retrasado hasta el próximo 5 de febrero de 2019 la fecha para concesionar la Lotería Instantánea Exclusiva (Lotex), administrada por la Caixa Económica Federal.

 Uno de los motivos de ese retraso ha sido la fuerte oposición de la Federación de Asociaciones de Personal de Caixa (Fenae), que se ha movilizado para evitar lo que han calificado como una privatización.

El presidente de Fenae, Jair Pedro Ferreira, evaluó positivamente el aplazamiento, pero advirtió que la lucha continúa. “Fue una importante victoria de la resistencia. Necesitamos aprovechar el tiempo que ganamos para reforzar aún más la movilización, pues el nuevo gobierno ya ha dicho que quiere privatizar todo lo que pueda. La venta de Lotex abre un precedente importante para la entrega de otros sectores de las loterías y de la propia Caixa “, aseguró.

Como el resto de loterías brasileñas, Lotex financia inversiones a favor de los más necesitados. Ésta es la tercera vez que el Gobierno de Brasil trata de vender esta modalidad lotérica. En los últimos años, del total recaudado por las loterías federales, casi la mitad fue destinada a áreas como salud, seguridad, educación, cultura, deporte y seguridad social.

De los 6.500 millones de reales brasileños recaudados por Lotex en el primer semestre de 2018, unos 2.400 millones fueron transferidos a programas sociales y penitenciarios. El año pasado, se recaudaron casi 14.000 millones de reales, de los que 6.440 fueron a transferencias sociales. Lo que temen por parte de Fenae es que, si se concesiona Lotex, los recursos se reducirán de forma drástica, ya que la subasta prevé una transferencia social de sólo el 16,7 por ciento.

Rita Serrano, representante de los empleados en el Consejo de Administración de la Caixa, reforzó la alerta de Jair Ferreira: el aplazamiento amplía el tiempo para tomar más iniciativas de resistencia. “La venta de Lotex representa una pérdida inmensa para los brasileños, ya que la recaudación es alta y buena parte se invierte en programas sociales”, subrayó.

Contra la privatización

Entre sus argumentos contra la subasta de Lotex, Fenae atestigua que causa daños al patrimonio público y social, además de infringir el orden económico. La Federación destaca también que la Caixa promueve desde hace décadas, con éxito y eficiencia, la explotación de loterías.

En cuanto a los daños al erario, Fenae destaca que la recaudación total de Lotex puede llegar a 6.300 millones de reales en el quinto año, lo que significaría, en ese período, una pérdida de recaudación por la Caixa del orden de 2.530 millones, 4,6 veces el valor de otorgamiento mínimo previsto. Así, la Caixa perdería unos ingresos potenciales de 3.580 millones de reales al año, descontados impuestos y contribuciones.

En apenas un año de explotación del servicio, la concesionaria ganadora de la subasta, al alcanzar el valor potencial estimado por un estudio realizado por el Banco de Brasil en 2015, recaudaría cerca de 6,6 veces el valor mínimo de la concesión.

Fuente: giespanol.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.