Un final anunciado en el Hipódromo de San Isidro

Por una razón u otra, era difícil que se lleve a cabo la reunión del viernes pasado en San Isidro y terminó ocurriendo lo imaginable, se suspendieron las carreras. Pero si existe algo bueno dentro de toda esta novela es que las partes comenzaron a dialogar y eso siempre es un avance.

A raíz de una protesta gremial, toda la actividad del turf que se iba a desarrollar el viernes pasado en el Hipódromo de San Isidro quedó suspendida. La Asociación de Carreras reprogramó toda la actividad para el próximo 10 de enero y responsabilizó a los gremialistas por la suspensión y el cese de actividades en uno de los principales hipódromos de todo el país.

Desde la Asociación de Carreras apuntaron contra “los grupos pertenecientes a la comisión de la Asociación Gremial Profesionales del Turf y grupos vinculados a la CGT Zona Norte que impidieron el desenvolvimiento de la reunión hípica dentro de las condiciones de seguridad indispensable para las personas y los animales”.

“Lamentamos profundamente haber tenido que tomar dicha decisión por los perjuicios involuntarios que se ocasionan a todos los que participaban”, señalaron a través de un comunicado, donde informaron: “El Clásico Glentemen no se reprogramará y cuando el HSI cobre la subvención del mes de enero del 2018, devolverá a Lotería de la Provincia las sumas que iban a ser pagadas en concepto del Fondo”.

Desde la Comisión de Carreras hicieron “un llamado a toda la actividad hípica, a fin de que se hagan los mayores esfuerzos, respetando los legítimos intereses de las partes, para consensuar caminos que permitan un desarrollo armónico del Turf argentino”.

Deja un comentario