Brasil: ¿Casinos sí y Bingos y Máquinas no?

La gran presión de los operadores internacionales parece hacer mella entre los legisladores brasileños

El proyecto para la legalización de Casinos en el país carioca sucederá a lo largo del primer semestre del año, según Rodrigo Maia, Presidente de la Cámara de Diputados de un país en jaque por la medida.

Motivos no faltan, puesto que 600 mil máquinas de juego clandestinas aún funcionan en Brasil. “Tenemos hoy un mercado que debe estar financiando el crimen organizado, porque es todo ilegal”, sostiene Maia, durante su reunión con los integrantes de la Cámara de Comercio Brasil-EEUU en Washington. Estuvo presente el representante de Las Vegas Sands, Andy Abbud, quién señaló la fuerte inversión que recibirá el país de su empresa y de otras grandes de América en caso de haber de una vez por todas regulación.

La situación actual es definida por Maia como dividida entre los defensores de los bingos, los que apoyan las máquinas de juego fuera de los casinos, y quién aboga por una completa legalización de los casinos por considerarlo atractivo para inversores y turismo, pero sólo de los casinos, como él mismo. Los motivos para defender la restricción de las otras dos opciones es que, textualmente; “Esas dos ecuaciones pueden inviabilizar a la más importante”.

Considera que una eventual ley sectorial debería criminalizar toda actividad no incluida en su texto, como el popular por aquellas latitudes “jogo do bicho”, del que advierte que en caso de quedar fuera de la ley estaría sometido a penas más duras.

Los últimos rumores indican que se establecerá distinción entre casinos, máquinas y bingos. “El juego por el juego no es el interés de Brasil. Nosotros estamos interesados en que el juego pase a generar inversiones en la cadena de turismo y entretenimiento”; Maia continuó mostrando su ideario con vehemencia durante el citado encuentro en la Cámara de Comercio. En el mismo foro recalcó que está negociando con el Senado un texto de consenso al respecto, previsto en un horizonte temporal de 6 meses máximo.

Un texto del que la rumorología ya se ha hecho eco; partes del sector del juego brasileñas claman al cielo contra lo que, en caso de producirse, constituye un agravio comparativo que promete traer adosados muchos capítulos de dimes y diretes. No nos lo perderemos.

infoplay.info

Deja un comentario