Codere refinancia su deuda

La Justicia británica ha avalado el acuerdo propuesto por Codere a sus bonistas para refinanciar deuda existente. La compañía perdió en el primer semestre del año 177,6 millones, frente a las pérdidas de 23,7 millones registradas en el mismo periodo del año anterior.

Codere ha sorteado la zancadilla puesta por Akshay Shah, al frente del hedge fund Kyma Capital,y ha sacado adelante la propuesta de refinanciación lanzada a sus bonistas, que ha contado con el visto bueno de la Justicia británica.

El acuerdo entre Codere y sus bonistas tenía que ser refrendado en un procedimiento de scheme of arrangement bajo ley inglesa, para aprobar la refinanciación de las actuales emisiones de bonos emitidas por Codere UK y Codere Finance 2 (Luxemburgo).

Akshay Shah, que trabajó en Blackstone hasta el año 2017, y que ha invertido en deuda de Codere a través de Kyma Capital, advirtió al tribunal británico que a los asesores de los bonistas se les estaba ofreciendo «honorarios sustanciales» que no estaban siendo revelados, y que a los grandes tenedores de deuda se les estaban ofertando mejores condiciones que al resto.

Sin embargo, como informó el viernes Codere a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, finalmente Kyma Capital también se ha adherido al acuerdo con los bonistas, y el porcentaje de aceptación alcanzado entre ellos es ya superior al exigido por la normativa vigente para que se extienda a la totalidad.

Pérdidas y batalla accionarial

Codere ha salvado así un primer ‘match ball financiero’, pero el grupo afronta todavía importantes incertidumbres sobre su negocio.

La multinacional española cuenta con buena parte de sus locales de juego con accesos restringidos o cerrados por el coronavirus; y sus fundadores, la familia Martínez Sampedro, con el 18,5% del capital, exigen a los fondos que controlan más del 60% el lanzamiento de una OPA por, defienden, actuar de forma concertada.

El grupo registró en el primer semestre del año pérdidas por importe de 177,6 millones de euros, frente a los 23,7 millones perdidos en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos del grupo cayeron entre enero y junio un 55%, hasta los 318 millones de euros, como consecuencia del cierre temporal de los locales de juego impuestos en todos los mercados en los que opera.

La agencia de calificación Fitch pronosticó en un informe el pasado 23 de julio «una recuperación moderada del gasto del consumidor en los mercados centrales», considerando que Codere posiblemente requiera de hasta 100 millones de euros «en una fase de recuperación moderada posterior a la pandemia en 2021».

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.