Chile no avanza en la regulación del online

Lo que ha trascendido hasta el momento en los medios de comunicación respecto a este tema es que la SCJ estudia la forma de generar un marco legal que no quede obsoleto en el futuro cercano.

Las opciones para regular el juego online han comenzado a ser estudiadas en el gobierno chileno, sin embargo, todo se quedó, aparentemente como una mera intención.

Hasta la fecha no ha existido un pronunciamiento oficial de la Superintendencia de Casinos de Juego acerca del tema, por lo que parece que todo se ha trabado.

La situación se derivó de la cuarentena provocada por la pandemia de coronavirus, el gobierno de Chile decretó esta condición de manera obligatoria y con ella, todos los negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas, entre ellos los casinos.

Esta situación trajo modificaciones a modo de ver la vida, pero también grandes afectaciones a la industria del entretenimiento, no solamente en las salas de juego, sino en los cines, conciertos, teatro, muestras culturales, entre muchas otras cosas.

El mundo comenzó a notar a partir de entonces que la tecnología está al alcance de todos y es la nueva forma de hacer negocios, en otros países de Latinoamérica, las salas de juego comenzaron a acercarse al mundo online para salir del apuro económico que se ha dado en los últimos seis meses.

De hecho, Perú y Colombia ya comenzaron a trabajar en sus órganos reguladores, sin embargo, el continente americano todavía no está ni cerca de países como España, en donde los casinos en línea mueven decenas de millones de euros.

A pesar de que las determinaciones no han sido tomadas por la Superintendencia de Casinos y Juegos, la realidad es que los casinos online no son ilegales en Chile, se encuentran dentro de un vacío legal, por lo que los usuarios pueden jugar en estos sitios web siempre y cuando tengan su sede y licencias en cualquier otro país.

Lo que ha trascendido hasta el momento en los medios de comunicación respecto a este tema es que la SCJ estudia la forma de generar un marco legal que no quede obsoleto en el futuro cercano.

Hace varias semanas, la Superintendenta de Casinos de Juego, Vivien Villagrán concedió una entrevista para el Diario Financiero, donde aseguró que hubo un par de propuestas para la legislación de esta clase de páginas web: eliminar la prohibición para los actuales concesionarios de casinos o bien, abrir una licitación para nuevos competidores en el mercado.

Acá hay que tomar una decisión respecto a qué tipo de iniciativa legal uno quiere desarrollar, si algo puntual para permitir a las sociedades operadoras poder explotar juegos en línea o si lo que uno espera es poder tener una legislación un poco más amplia, que se haga cargo de todas las modalidades de juegos en línea que existen o pudieran existir. Cómo generar un marco legal que no quede obsoleto en el corto plazo es parte del desafío”, dijo Villagrán, titular de la SCJ.

De acuerdo con lo que comentó Vivien Villagrán durante la entrevista, todavía existen tres puntos que se deben definir, eso tiene que ver con la modalidad y las variaciones que puede existir entre las reglas en torno al juego en línea ante el juego en los establecimientos físicos.

“Pensilvania tiene la tasa impositiva más alta que se conoce, en torno al 34 %, que ha hecho que tenga muy pocos interesados en participar; y hay otras tasas muy bajas, en torno al 3 %. Pero también existe una combinación en la cual uno paga por una licencia y además de eso paga el impuesto. La discusión pendiente y en debate es cuál es la tasa que le correspondería a estas modalidades versus el juego presencial”, señaló.

En general buscan un modelo conveniente para que todas las páginas que actualmente trabajan de manera clandestina puedan entrar al “juego” de la Superintendencia de Casinos de Juego y no sigan con sus operaciones fuera de la ley.

“Cuando se parte con bajas barreras, se atrae a todos los que hoy operan sin regulación. Al contrario, si se parte con barreras muy altas los que ingresan son muy pocos, y el incentivo es que algunos sigan operando fuera de la regulación”, sentenció en la mencionada entrevista.

Podría generar ingresos altos

De acuerdo con el ex Superintendente de Casinos de Juego, Francisco Leiva, la no regulación de los juegos en línea ha impactado en diversos ámbitos, probablemente el más importante es que, dependiendo del gravamen que ponga el Ministerio de Hacienda, Chile podría recaudar hasta mil millones de dólares al año.

“Si nos limitamos al impacto tributario y, asumiendo que el juego online tiene una tendencia de crecimiento en especial en el segmento de los millennials, se puede estimar un nivel de juego no inferior a USD 1.000 millones al año y, dependiendo del gravamen que se les imponga, se puede estimar que los ingresos tributarios no serían inferiores a USD 100 millones anuales”, expresó en una entrevista publicada por el portal Yogonet.

De acuerdo con el otrora mandamás del sector del juego en el país, la situación es crítica en Chile, el gobierno tiene una forma de ver las cosas algo conservadora, sin embargo, esto solamente ha derivado en la clandestinidad de diversos sitios web.

“Históricamente, la prohibición de conductas tan naturales del ser humano como jugar y divertirse no ha resuelto nada. Sólo ha fomentado la clandestinidad, el abuso y la ilegalidad”, aseguró.

Fuente: elperiodista.cl

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.