La Liga de Fútbol italiana pide levantar el veto de los patrocinios del juego

Tras explorar numerosas acciones, La Lega Serie A en Italia ha preparado plan de contingencia para tratar de minimizar el importante impacto económico que va a tener la crisis del Coronavirus, que amenaza severamente las finanzas tanto de la competición como de numerosos clubes. Entre ellas, la más destacada sería la petición emitida ayer jueves de cancelar la prohibición impuesta a las casas de apuestas de patrocinar equipos o anunciarse en los partidos de fútbol en Italia.

La Liga Italiana busca desesperadamente medidas que contribuyan a minimizar el impacto que la gran crisis del coronavirus tiene, no solo sobre el sector de las apuestas deportivas sino también para la propia supervivencia de competiciones y equipos de fútbol profesional. Y una de las que más expectativas genera en el plan de contingencia creado sería el cancelar la prohibición impuesta a las casas de apuestas de patrocinar equipos o anunciarse en los partidos de fútbol en Italia. Un veto que se remonta al Decreto Dignità de 2018.

Una situación financiera desesperada

Como sucede con la mayoría de competiciones deportivas profesionales, la pandemia del Coronavirus ha cortado de raiz la celebración de cualquier evento deportivo. Así, el impacto económico de esta realidad en las arcas de las grandes organizaciones como la Liga de Fútbol Profesional en España, la NBA en Estados Unidos o la Serie A en Italia, no se puede ignorar y desde hace días se buscan soluciones de urgencia.

Una de las más recurrentes es la de intentar no dejar ninguna competición en el aire y tratar de finalizar la misma. Algo no demasiado sencillo teniendo en cuenta la imposibilidad de contar con fechas concretas en las que tener la seguridad que la seguridad de futbolistas y aficionados estará garantizada. En todo caso, la suspensión de la Euro 2020 ha ampliado el calendario en el que el fútbol profesional europeo podría completar las más de una decena de jornadas que aún le quedan por disputar.

Así, independientemente de si se reanuda o no la competición, la Serie A ya ha estimado que el coste mínimo que tiene este escenario que estamos viviendo en la actualidad será de unos 200 millones de euros. Y en caso de que la medida de levantar la suspensión de la prohibición de publicidad del Decreto Dignità, se podría contar con una inyección financiera de hasta 100 millones de euros en la próxima temporada.

Una competición que sufre las consecuencias del Decreto Dignità

La Serie A es la máxima competición del fútbol profesional italiano. Deportivamente este año estaba viendo un muy emocionante duelo entre los dos equipos llamados desde priuncipio de temporada a luchar por el título -el Inter de Milan y la Juventus de Turin- y un invitado inesperado -la S.S Lazio-. Así que hasta la llegada del coronavirus, la competición había conseguido lidiar con los graves problemas financieros por los que atraviesan varios clubes y que en gran medida se deben a que esta temporada 2019/2020 ha sido la primera completa en la que no han podido contar con los ingresos generados por acuerdos de publicidad de operadores de apuestas deportivas.

En todo caso recordar que la llegada de Cristiano Ronaldo reavivó la competición y supuso el igualarse con La Liga Santander y la Bundesliga en cuanto a generación de ingresos por derechos televisivos y publicidad; sin embargo sin uno de los sectores que más invierte en el fútbol profesional, la máxima competición del fútbol italiano resiste a duras penas una situación insostenible ahora con la llegada de la pandemia mundial.

Levantar el veto a las casas de apuestas y dejar en suspenso el Decreto Dignita

No hay duda alguna pues que la promulgación del Decreto Dignità del que tanto hemos hablado en InfoPlay, concretamente en lo referente a la prohibición a las casas de apuestas de contar con ningún soporte publicitario ni en los estadios ni en las camisetas, se ha convertido en un gran problema para la supervivencia de los clubes de fútbol profesional en italia.

Por esta razón, y considerando que esta legislación ha causado una reducción de hasta 100 millones de euros en ingresos, la Serie A ha preparado un documento que ha hecho público ayer jueves en el que le pide al Gobierno que elimine o suspenda lo absurdo de un decreto que además nunca se ha aplicado completamente, dado que en los carteles publicitarios en los estadios, en los últimos meses, hemos podido ver marcas de varias casas de apuestas extranjeras.

Para mostrar lo necesario de esta medida, la Liga Italiana ha anunciado de forma paralela que se plantea reducir los salarios de los futbolistas de la Serie A entre un 20 y un 30 por ciento y facilitar que los clubes puedan deshacerse de parte de sus empleados. Una forma de presionar al Gobierno italiano, que es quien tiene la última palabra.

De este modo, vemos como la Serie A ha sido la primera gran competición deportiva europea que ha pedido apoyo expreso al Gobierno, dando a conocer que el sistema de fútbol en Italia está en alto riesgo de colapso. Varios clubes de la Serie A, corren peligro de desaparecer y por eso, además la Serie A exige una nueva ley de estadios, una enmienda a la ley Melandri (sobre la distribución de los derechos de televisión en el fútbol profesional) y una ley profesional del deporte que sirva para recibior un apoyo decente al deporte ameteur y a categorias inferiores – el conocido como «Fútbol Primavera».

¿Puede pasar algo así en España?

Evidentemente existe una gran diferencia entre la realidad italiana y la española: que la regulacion en materia de publicidad en Italia se hizo vía Decreto Dignita, con un reglamento muy severo y que afectaba a muchisima áreas, especialmente centrándose en la idea de proteger a los trabajadores ante una crisis económica en ciernes y una destruccion del tejido productivo del país. Un Dereto que nace además en un contexto de coalición en el gobierno de dos partidos populistas como la Lega Nord de Matteo Salvini y el Movimiento Cinco Estrella de Luigi Di Maio.

En España, se ha optado por legislar la publicidad del juego online mediante un Real Decreto específico sobre, únicamente, las comunicaciones comerciales de los operadores; dejando que un tema tan específico y complejo no se mezcle con otra clase de medidas. Entendemos que al no contar con una legislación específica en la materia y además estar el Proyecto de Real Decreto en un proceso de consulta pública, éste incluirá todas las peticiones que los distintos actores incolucrados en el debate quieran añadir, incluyendo las que se deriven de la actual crisis sanitaria y económica que ha generado el COVID-19.

Fuente: infoplay.info

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.