Carlos Felice fue reelecto en UTTA con el 97% de los votos

Por el fin de la concentración y a favor de la federalización del turf

Seguirá al frente del gremio durante el período 2020-2024. Desde la perspectiva de la nueva gestión se comprometió a trabajar por una actividad federal para dejar de lado el monopolio que hoy exhiben la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

“La cadena de valor que hay detrás de un caballo en pista es inmensa, una industria enorme. En algún momento el mensaje va a llegar, la dirigencia política va a ver que hay todo un potencial de generación de trabajo, además de una mano de obra de oficios que en una época tecnológica como la actual son irremplazables; peones, herreros, vareadores, hay mucha dignidad en eso. Tenés mucha potencialidad en el turf provinciano si salís de la concentración monopólica que hoy existe”.

El concepto pertenece a Carlos Felice, quien fue reelegido para conducir los destinos de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines hasta el 2024. Y no simplemente fue reelecto: la victoria de la lista Azul y Blanca que lo proponía como secretario general de Utta acumuló el 96,68 por ciento de los votos emitidos en 27 seccionales de 12 provincias, con una participación del 75,89 por ciento de los electores. No fue poca cosa.

Felice sostuvo que “hay una cuestión clave: la dispersión geográfica. En el período que comienza vamos a concientizar que ese monopolio de la actividad que existe en la ciudad y provincia de Buenos Aires es irreal. Tienen dos hipódromos fabulosos, los más importantes de Sudamérica, pero eso no representa el potencial que tiene la Argentina respecto de la generación y movilidad en todo el país como industria”.

“El caballo ha sido un protagonista relevante de la vida cultural, laboral, deportiva y recreativa desde tiempos inmemoriales. Y da lugar en la actualidad a una cadena de valores de las más complejas, alimentada por los más diversos oficios, disciplinas y profesiones técnicas y tecnológicas”, destacó Felice.

Al respecto, el secretario general manifestó: “En la Argentina, esa cadena de valores tiene una dimensión de la que habitualmente no se tiene conciencia, de la que los gobiernos no tienen la mínima idea. Tanto en términos de sectores, eslabones y proveedores que la componen. No hablamos solamente del turf, sino también del polo, del pato. Es el caballo deportivo”.

Actividad federal

Recientemente, el dirigente participó de una intensa actividad en Río Cuarto, oportunidad en la que Felice destacó la importancia de esta profusa actividad hípica de norte a sur de la Argentina: “Hay quien llama a esto ‘turf del interior’. Yo pregunto ‘¿el interior de qué?’. La frase es tan centro-periferia… yo creo en la integración nacional y en un solo turf. Por eso estamos trabajando con legisladores de todas las provincias porque necesitamos marcos normativos. Para que ‘Ley de turf’ no sea igual a ‘recaudación’ y subsidios para unos pocos”.

El dirigente de Utta sostuvo que la cuestión de un marco normativo para el turf debe evitar que termine transformándose en la transferencia de recursos de las provincias hacia Buenos Aires o Capital Federal: “Eso en todo caso sería una ley impositiva, no una ley nacional. Un marco normativo para el turf debe tratarse de un conjunto de medidas que fomente la actividad hípica, porque evidentemente tienen muchos aspectos tributarios las dificultades que hoy atraviesa cada uno de los clubes; la masa de los clubes del interior es el Ingreso Bruto de cada provincia”.

Felice reiteró la necesidad de un simulcasting realmente integrado y federal, para el que las condiciones objetivas parecen cada vez más propicias. Sobre el tema afirmó que “lo lúdico siempre nos vende mal como actividad. El turf no es lúdico, tiene muchas facetas en la cadena, sólo el final es lo lúdico. Pero en la autosustentabilidad, en esa cadena de valor, y en la producción, lo que hay que conseguir son las herramientas que permitan que esto compita con otro juego de azar. ¿Cómo se compite? No se compite desarrollando una actividad poco atractiva con muy poca recaudación y obturando la posibilidad de un desarrollo tecnológico. Si nosotros pudiéramos generar un desarrollo de un simulcasting en todo el país como producto alternativo a lo que son las reuniones centrales, y las pudiéramos dotar de buenos premios ¿los de Córdoba irían a competir a Buenos Aires, que les queda lejos y les cuesta mucho? Si hiciéramos un simulcasting entre los hipódromos provincianos haríamos una recaudación fenomenal que tendría efectos multiplicadores, que permitiría que ese juego se agrande y fuera un producto que se podría consumir en el exterior del país”.

Reconocimiento

Durante la jornada vivida en Córdoba, los trabajadores del Hipódromo de Río Cuarto -en conjunto con el Jockey Club de Río Cuarto- le entregaron una placa a Carlos Felice en reconocimiento a su amplio recorrido en defensa del turf federal y en ocasión de la renovación de su mandato al frente de la Unión de Trabajadores Utta.

“Realmente nos hace sentir orgullosos poder transmitir el mensaje del turf federal y de su potencial como generador de empleo. El turf es empleo, es inclusión social, movilidad social, ascendencia social, es una cadena de valor productiva, es una industria. En algún momento el mensaje va a llegar, la dirigencia política va a ver que hay toda una necesidad de generar trabajo, de que esta industria genera puestos de trabajos, además de una mano de obra no calificada, que eso es lo más importante porque los oficios, en una época tecnológica como la actual, son irremplazables. De hecho, nosotros hemos trabajado mucho en cursos de peones, de herrería, de vareadores, y son un éxito. Hay mucha dignidad en eso”, manifestó Felice.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.