El Estado francés no quiere ocuparse del juego

Ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire

El proceso de privatización de FDJ (La Française des Jeux) está cada vez más cerca. Hoy la Agencia EFE apunta que la inversión en innovación e industria será el destino principal de lo que se recaude en este proceso. Recordemos que FDJ es una empresa pública francesa con casi 45 años de historia y que a día de hoy el 72%? de la compañía pertenece al gobierno francés.

Como queda claro con este nuevo movimiento de un gobierno de un país puntero en la Unión Europea, «el papel del Estado no es ocuparse de los juegos de azar», tal y como desde el propio gobierno se ha manifestado. Es por ello que Francia está lista para completar la privatización de su monopolio de loterías FDJ, un negocio que genera beneficios importantes pero pero cuya propiedad no es estratégica para el Gobierno de Macron.

El ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, indicó que seguramente el proceso se finalice durante el mes de noviembre, y ahora se conoce que el objetivo al que pretende dedicar los 1.000 millones de euros que puede obtener sería un fondo para su política de innovación e industria.

Este proceso de privatización se concretará en una reducción en la participación del Estado al 20%, es decir, se quiere que un 52% de participaciones públicas pasen a manos de inversores privados

El argumento de Le Maire para ceder la mayoría del capital es que «el papel del Estado no es ocuparse de los juegos de azar». Pero, al mismo tiempo, explica que conservar una porción minoritaria es una forma de seguir supervisando el juego, en particular por los riesgos y externalidades que puede generar un mal uso de las diferentes formas de entretenimiento.

El pasado año, los 25 millones de jugadores que se contabilizaron oficialmente como clientes de alguno de los 30.000 puntos de venta de FDJ o apostaron online dejaron en sus arcas un total de 15.800 millones de euros, de los cuales 3.500 millones fueron a parar a las arcas públicas en forma de impuestos. Esa contribución a las finanzas públicas se debe mantener con la privatización. Lo que sí disminuirá, en relación con la caída de la participación pública, son los dividendos para el Estado, unos 94 millones de euros a cuenta de 2018.

Fuente: infoplay.info

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.