Brasil publica la propuesta de regulación de las apuestas deportivas

El gobierno de Brasil detalló las reglas que aplicaría al mercado de apuestas deportivas.

Esta mañana, los diarios brasileños compartieron información oficial sobre la regulación de apuestas deportivas. Es que el gobierno federal publicó su primera propuesta de las reglas que aplicaría al mercado de las apuestas. Se trata de las bases del proyecto, que incluyen reglas para la explotación del sector, el régimen fiscal y las sanciones.

El gobierno federal había lanzado una consulta pública en agosto. Allí, los jugadores, los sitios de juego y las entidades deportivas dieron su opinión. Después de 30 días, se presentaron 1.849 sugerencias. A partir de estos resultados, se establecieron las pautas que se seguirán en la regulación.

Mientras tanto, durante Brasil Fútbol Expo CBF 2019, Alexandre Manoel Angelo da Silva —secretario del Ministerio de Economía— habló sobre el proyecto. Según indicó, luego de la presentación de esta propuesta, organizarán otra consulta pública para orientar la regulación oficial.

Declaraciones

“Estamos estructurando el proyecto de decreto. Tenemos la intención de finalizar en las próximas semanas y lanzar una nueva consulta pública con el documento que presentaremos. Ahora tenemos una propuesta para el mercado”, dijo Alexandre Manoel Angelo da Silva, secretario nacional de Evaluación de Políticas Públicas, Planificación, Energía y Lotería del Ministerio de Economía.

“Queremos seguir las mejores prácticas, tratando de no repetir los errores que están documentados en la historia. Creemos que el régimen de autorización es el más apropiado, ya que brinda más flexibilidad para que varias compañías operen en el mercado”, explicó en Brasil Fútbol Expo CBF 2019.

La propuesta

Para operar en Brasil, las empresas deberán pagar una tarifa de autorización de US$726.937 en una sola cuota. Esta licencia es válida por nueve años. Después del plazo, el operador deberá pagar nuevamente, con reajuste. Según explicaron, este plazo es una mezcla entre el modelo de Estados Unidos e Italia.

Mensualmente, las casas de apuestas también tendrán que pagar un canon, de acuerdo con el régimen operativo elegido. Para los salones de apuestas presenciales, la tasa se fijó en alrededor de US$5 mil. Por otro lado, los operadores online aportarán con cerca de US$7 mil por mes. Además, las empresas que exploten ambos mercados pagarán más de US$10 mil mensualmente.

El régimen fiscal elegido es el 1% de los ingresos. Y el mercado exigió que el régimen fiscal se calcule sobre los ingresos brutos del juego (GGR). Para Silva, la propuesta del gobierno respeta el pedido de los operadores privados.

Fuente: focusgn.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.