CIRSA coloca 490 millones y reduce el coste de una emisión de 2018

El grupo de juego reduce del 5,75% al 3,62% más euribor el tipo de interés, una cifra que considera récord, teniendo en cuenta que su ráting está por debajo del grado de inversión.

Cirsa ha aprovechado el apetito que existe en el mercado por las emisiones con alta remuneración para abaratar sus costes financieros y alargar sus vencimientos. El grupo de juego propiedad de Blackstone colocó ayer una emisión de bonos de 490 millones de euros que se destinará a amortizar otra emisión de 425 millones que había comercializado en 2018, justo después de que el fondo cerrara la compra de la compañía catalana.

La emisión que se cancelará vencía en 2023 y se remuneraba con un tipo de interés de euribor más 5,75%. La colocación de ayer deberá amortizarse en septiembre de 2025 y pagará a los inversores un cupón de euribor más 3,625%. Esto significa que Cirsa ha conseguido captar más dinero –obtiene 65 millones adicionales–, a un precio inferior –ahorro de 212 puntos básicos–, y que deberá devolver dos años más tarde.

Fuentes de la empresa destacaron ayer “el éxito” de la operación, por haberse realizado a “un coste récord fundamentado por la situación de mercado y evolución financiera del grupo”. Los bonos han sido adquiridos por un centenar de inversores, con una demanda tres veces superior a la oferta. La colocación, realizada por Deutsche Bank, Barclays, BBVA, Credit Suisse, Jefferies y UBS, ha do un rating B2 por parte de Moody’s y de B+ por parte S&P, es decir, cuatro peldaños por debajo del grado de inversión. Según Moody’s, la operación es neutra para Cirsa, ya que mantiene su ratio de deuda sobre ebitda en 4,8 veces.

El grupo líder del sector del juego obtuvo un ebitda de 368,8 millones en 2018, un 5% más. Sus ingresos se elevaron otro 5%, hasta 1.469 millones.

Cirsa destinará el dinero adicional que ha conseguido a amortizar el 10% de otra emisión que colocó en dólares el año pasado. Concretamente, amortizará 55 millones de dólares de una emisión de 550 millones de dólares con vencimiento en 2023 y por los que paga un tipo de interés muy alto, del 7,875%.

Esta emisión en dólares y la emisión de 425 millones que ahora se amortiza se realizó en 2018 en paralelo a otra colocación por 663 millones, con un tipo fijo del 6,25%. Las tres emisiones se destinaron a cancelar bonos anteriores por
950 millones y a apalancar parte de la compra de Blackstone, que valoró la compañía en más de 2.000 millones.

En mayo, Cirsa colocó otra emisión de bonos por 390 millones, un tipo de interés del 4,75% y vencimiento en 2025, que se destinó, entre otros conceptos, a financiar la compra de la compañía catalana de juego Giga Games, que pertenecía a Juan Lao, hermano del exdueño de Cirsa.

Fuente: Expansión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.