Codere piensa en la venta de su negocio italiano

Inmersa en pérdidas prácticamente ininterrumpidas desde 2014, Codere busca como dar la vuelta a sus resultados.

La cotizada española sabe que debe exprimir sus recursos y mira hacia Italia con tal de obtener un rendimiento que alivie su situación económica: la compañía estudia poner a la venta su negocio en el país transalpino, que roza el 25% de total del grupo.

Fuentes financieras explican a Economía Digital que la empresa de juego ha puesto en el mercado al negocio italiano, que en el primer trimestre de 2019 generó unas ventas de 86,5 millones de euros, el 24,1% de los 357,7 millones totales que registró el conglomerado del sector del ocio.

La operación todavía no está diseñada y las empresas del sector no fueron contactadas, pero en las oficinas del grupo ya se trabaja en esta línea.

Desde la empresa aseguran que no existe ningún procedimiento de venta abierto, pero debido a “la coyuntura actual” asumen que es el momento de buscar generar valor con la participación “ya sea también con una fusión o alguna otra adquisición”. De este modo, no descarta ningún camino para la división transalpina.

Italia aprueba nuevos impuestos contra el juego

Además, la rentabilidad de la unidad cayó con la entrada de 2019. El Gobierno italiano aprobó un incremento los impuestos al juego. El tributo subirá de forma progresiva hasta enero de 2023, cuando alcanzará su máximo. “El impacto en el Ebitda se quedará por debajo de los 10 millones de euros”, explicaba Codere en la última presentación de resultados.

Así, la aportación al beneficio bruto en el primer trimestre del año fue modesta. Si el Ebitda total fue de 85,9 millones de euros, el de la división transalpina se quedó en apenas 4,7 millones de euros; una proporción muy lejana a la que representa en volumen de negocio.

Codere cerró el primer cuarto del año con unas pérdidas de 3,6 millones de euros, una cifra peor que los 2,7 millones negativos en los que cerró el mismo periodo de 2018. La cúpula de la empresa culpó a los criterios contables y a la hiperinflación argentina para justificar el resultado.

Fuente: economiadigital.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.