El Ramírez, en un final electrizante

El caballo montado por Pablo Rodríguez se metió en la mejor historia del turf uruguayo, con una carrera infartante

La saeta verde apareció como una luz en los metros finales para quedarse con el triunfo del Gran Premio José Pedro Ramírez 2019. Ese fue el color de la chaqueta de Pablo Rodríguez, quien montando a First Thing, de Brasil, hizo historia al ganar la principal prueba del turf uruguayo.

Tras el triunfo, el jockey no pudo contener la emoción y antes de bajar de su caballo dedicó el triunfo a su hermano, quien lo acompaña desde el cielo desde hace nueve días, según declaró en sus primeros momentos de una noche para el mejor recuerdo.

Para la cátedra del turf no había un claro favorito en la previa del Ramírez y los pronósticos eran que cualquiera podía quedarse con la carrera.

Y el ganador apareció en la definición de la prueba. Porque la competencia de 2.400 metros tuvo un comienzo con Pretor do Sul al frente durante la mayor parte de la carrera, secundado por Chimango y Ben Hur.

Ilustre Senador, uno de los más mencionados en la previa, también se fue metiendo entre los primeros caballos.

Cuando ya se había corrido la mayor parte de la carrera, First Thing, ni se veía. Estaba entre los últimos. Pero cuando se entró en la recta final, Rodríguez lo fue sacando y en los 400 metros finales lo lanzó con todo, para ganar con lo justo, a pesar de que al jockey le dio para levantar su brazo y celebrar mientras cruzaba el disco.

“El caballo es bueno para la distancia, venía lejos, lo planificamos así”, dijeron los cuidadores de First Thing, del stud La Orden.

Germán González, cuidador del caballo vencedor, explicó que así se había planificado la carrera. “Él corre de esa manera y por suerte se nos dio”, señaló en conferencia de prensa. “Vimos que el caballo arranca y vi que le daba para ganar”, agregó.

Un caballo infartante

“Por la manera de correr del caballo hay que estar muy bien del corazón para aguantar los últimos metros”, comentó, por su parte, Santiago Zanelli, uno de los propietarios de First Thing, quien ya había ganado el Gran Premio Nacional con una carrera vibrante. “Ya en el Nacional alcanzó en el último salto cuando esa carrera parecía que ya estaba ganada por el otro caballo”, agregó.

“Hoy (por este domingo) también armó la atropellada por afuera y en un momento parecía que capaz que chapeaba y por suerte en las últimas brazadas pasó de largo. Es un caballo que hasta el último momento te deja en suspenso”, agregó Zanelli, quien estaba muy emocionado por el triunfo.

“Uno no cae de la magnitud de lo que es esto”, comentó. “Pero uno cuando tiene un caballo la esperanza es poder correr un Ramírez y más que nada ganarlo. Se le da a muy pocos. Por suerte nos tocó a nostros esta vez y vamos a disfrutar”, expresó.

Consultados sobre si First Thing irá al Latinoamericano, Gran Premio al que suele ir seleccionado el ganador del Ramírez y que en 2019 se disputará en el Club Hípico de Santiago, Zanelli y González manifestaron que lo evaluarán. “Por supuesto que representar a Uruguay en un Latinoamericano sería brillante, pero tenemos que hablarlo con el patrón y hay muchas cosas que pueden influir”, dijo González.

La emoción del jockey

Zanelli y González fueron consultados por lo que le había pasado a su familia días atrás, con el fallecimiento de uno de sus hermanos, a quien le dedicó la victoria. “Pablo viene de pasar un momento difícil junto a su familia, por eso también la emoción y el abrazo al bajarse del caballo. Somos muy amigos y hemos estado mucho tiempo juntos y nos pega a todos lo que pasó”, contaron.

“Me alegra muchísimo por él esta victoria, la verdad que se lo merecía y que le dé fuerza y unos minutos de alegría”, agregó González.

Falero no se pudo despedir

La actividad en Maroñas comenzó temprano, al mediodía, con las primeras carreras que abrieron la jornada que tuvo 21 partidas.

El Gran Premio Maroñas, fue el primero de renombre y tuvo un gran triunfo brasileño con Holy Legal, con la monta el jockey Héctor Lazo, en una definición espectacular frente a Fast Night y Su Princess, en la que era la yunta favorita. Además, el ganador batió el récord histórico de la distancia con 55,88 segundos en los 1.000 metros.

Luego, en el Gran Premio Piñeyrúa, sobre la milla, ganó el favorito Fitzgerald, también de Brasil, por varios cuerpos y pagó $ 1,40.

Por su parte, Pablo Falero, leyenda viva del turf rioplatense y sudamericano, tuvo una buena y una mala. Temprano dio la nota al ganar el Premio Hipódromo de las Américas montando a Nossa Uruguaya, de Brasil, sobre pista de césped.

Lugo, Falero, jockey de 52 años que tiene más de 9.000 carreras en su haber, tuvo un percance de salud cuando se preparaba para correr el Rampírez, en el que iba a ser su despedida. Iba a montar a Monje Negro, pero cuando se estaba haciendo la presentación de todos los jinetes se desmayó y cayó al piso, sufriendo un golpe.

Tuvo que ser atendido en el lugar y fue retirado en camilla. Hizo el gesto con su mano de que estaba bien, pero no pudo largar y quedará la expectativa si volverá el próximo año.

“Lo vamos a tener de vuelta por aquí y vamos a tener la oportunidad, toda la actividad hípica y  Maroñas, de hacerle un homenaje cuando tome la decisión final de retirarse, dijo Gabriel Gurméndez, country manager de HRU, responsable del Hipódromo de Maroñas.

Así se fue el Ramírez 2019, la fiesta del turf uruguayo, que tuvo emociones para todos los gustos, en la pista y fuera de ella.

Ganó First Thing, un caballo que se metió así en la mejor historia del turf nacional.

Fuente: elobservador.com.uy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.