Un medio español afirma que Codere prepara su huida fiscal a Malta

Según publica el medio español especializado en economía merca2, la multinacional del juego estaría preparando una “mudanza” fiscal. La nota, firmada por el periodista Pedro Davila, especula sobre el particular con argumentos y datos que merecen ser compartidos.

Pasito a pasito. Sin que se note. Así está preparando Codere su huida fiscal a Malta. Poco a poco. Pero sin dar puntada sin hilo. El país mediterráneo se está convirtiendo en la nueva vía de las grandes fortunas para eludir impuestos. Y las empresas también se aprovechan de ello. Codere, la única compañía española de apuestas que cotiza en bolsa, quiere ahorrar. Y Malta se va a convertir en su paraíso fiscal.

Muchas son las ventajas de tributar en Malta. A pesar de que el Impuesto de Sociedades en la isla asciende hasta el 35%, uno de los más altos de toda la Unión Europea, un sistema de devoluciones permite que en la mayoría de los casos la tributación efectiva se sitúe en solo un 5% de los beneficios.

Su pertenencia a la UE es la clave del éxito. Las normativas de libre circulación de personas, mercancías, servicios y capitales están de su parte. Una compañía europea puede abrir una matriz en Malta y tributar allí. De esta manera, como ni los inversores ni su actividad se desarrolla en el país, pide a las autoridades el reembolso de 6/7 de lo tributado.

“En la actualidad, tres o cuatro empleados de Codere ya trabajan allí”, han asegurado a MERCA2 fuentes próximas a la firma de apuestas. “Poco a poco se irán desplazando más trabajadores cualificados a Malta, ya que ciertos departamentos desarrollarán su actividad en la isla”.

Codere, que además de ser una empresa nacida en España todavía mantiene su sede fiscal aquí, parecía ser un ejemplo entre las casas de apuestas. La mayoría de las compañías del sector son extrajeras y tienen sus sedes fiscales en otros países de Europa. Malta es el lugar elegido últimamente por muchas de ellas. Y ahora Codere les copia.

O A MALTA O AL PARO

Pero para este traslado hacen falta trabajadores. Por lo que la multinacional española ha tenido que reclutar entre sus empleados gente dispuesta a mudarse a Malta. “A algunos trabajadores les han dado la opción de mudarse a Malta y mantener su puesto de trabajo allí o salir de la empresa”, han explicado fuentes cercanas a Codere.

De esta manera, los empleados que no querían exiliarse a Malta abandonaron la empresa. “Fue bastante rápido. De un día para otro. O aceptaban la propuesta o asumían las consecuencias. De momento, sobre seis o siete personas ya dejaron la compañía, pero quizá comience a haber más casos cuando se vayan realizando más pasos”, señalan las mismas fuentes.

Sin embargo, no todos tuvieron la misma suerte. Algunos trabajadores han sido despedidos o no les han renovado sus contratos debido al futuro traslado de su sede a Malta. “No les quedará mucho para el traslado definitivo”, han sentenciado personas conocedoras del caso.

MELILLA TAMBIÉN ATRAE A CODERE

Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, Gibraltar dejará de ser la región donde los operadores de juego ‘online’ se refugian para pagar menos impuestos. Por eso, muchos se han mudado a Malta. Pero el Gobierno español intentó atraer a estas compañías hacia Ceuta y Melilla. Por ello, ofreció suculentos descuentos fiscales que no tuvieron el éxito esperado, aunque Codere sí ha aumentado sus actividades allí.

Las ciudades de Ceuta y Melilla se rigen por el sistema tributario español, pero con ciertas modificaciones. Una de ellas es la bonificación del 50% en el Impuesto sobre Sociedades, así como un 50% en el I.R.P.F. También está vigente una bonificación del 75% en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Para operar en España, las empresas de juego ‘online’ tienen que estar radicadas en la Unión Europea. Hasta ahora Gibraltar era el lugar idóneo, pero el Brexit les ha obligado a encontrar una alternativa. “Codere ya lleva tiempo operando en Melilla, donde cuenta con trabajadores. En la actualidad se están desarrollando allí nuevos proyectos”. No obstante,  está claro que Malta ha ganado la batalla.

MAL AÑO PARA CODERE

Todo esto se explica por la mala situación económica en la que se encuentra Codere. La compañía busca rentabilizar su negocio para salir de la situación en la que se encuentra. En los seis primeros meses de 2018, la firma española perdió 34 millones de euros. 

Tal como han explicado desde la empresa, estas cifras son debidas a las pérdidas de 23 millones generadas por la evolución cambiaria y a los 24 millones de euros registrados en gastos no recurrentes relacionados “con la transformación de la compañía impulsada por el nuevo equipo gestor”.

Excluyendo ambos impactos, el grupo habría ganado cerca de 12 millones de euros. Con ello, su beneficio operativo en el mismo periodo ascendió un 1%, hasta 132,8 millones de euros. Sin embargo, su facturación descendió un 6,8% debido al “efecto adverso del tipo de cambio”. A cambio constante, los ingresos de Codere habrían crecido un 11,4%, respecto al primer semestre de 2017.

“Seguiremos redoblando nuestros esfuerzos en la ejecución del plan de transformación de la compañía y poniendo foco en el crecimiento de nuestras operaciones retail en España y México, así como en nuestras actividades de apuestas ‘online’ y deportivas, con objeto de seguir creando valor para nuestros accionistas a pesar del entorno adverso y de alta volatilidad en el que estamos inmersos”, ha apuntado el director general de Codere, Vicente Di Loreto. Una transformación que quizá vaya encaminada a ahorrarse impuestos.

Los inversores no están contentos. Por eso la firma tiene que buscar una solución. En lo que va de año, Codere ha perdido en bolsa más de un 30%. La compañía comenzó el año con un precio de 8,15 euros por título. Pero en algo más de diez meses ha bajado cerca de un 32%, hasta situarse en menos de 5,50 euros por participación.

Fuente: merca2.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.