Jaque al fútbol español por el recorte a la publicidad

En la Liga Española todos los clubes de Primera, salvo la Real Sociedad, cuentan con una casa de apuestas como ‘sponsor’.

En julio, cuando Italia prohibió la publicidad de casas de apuestas, el mundo del fútbol tuvo dos grandes reacciones. Primero, se echó las manos a la cabeza por lo que suponía entonces una medida pionera en Europa, que tachó de “temeridad”. Después, respiró tranquilo porque parecía algo impensable en España.

Tres meses después, los Presupuestos han dado la sorpresa: el Gobierno y Unidos Podemos han acordado aprobar una regulación de la publicidad del juego de azar y apuestas online de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco para “proteger a la ciudadanía frente a la adicción a las apuestas y los juegos de azar y la ludopatía”. O, lo que es lo mismo: para recortar la promoción de las casas de apuestas, una actividad de la que no existen estimaciones oficiales en cuanto a su cifra de negocio, pero que nadie duda de que es una de las más jugosas de la industria. En este contexto, en caso de que se dé forma a la idea en la normativa del juego y se siga la línea de la regulación de los cigarrillos, se podría abocar a la práctica extinción la publicidad de este capítulo.

Por equipos

Los argumentos son similares a los de Italia. Pero sus efectos son aún más cuantiosos que en la Serie A transalpina. Allí, más de la mitad de los equipos cuentan con estas empresas como sponsors. Pero, en España, las apuestas deportivas han adquirido cada vez más importancia en la industria del deporte rey, hasta el punto de que 19 de los 20 equipos de Primera División (LaLiga Santander) -todos, menos la Real Sociedad- cuentan con casas de apuestas como patrocinadores, “lo que deja en evidencia el peso de este sector en el mundo del fútbol y, claro está, en la cultura española”, como apunta el último informe sobre los sponsors de la competición de Havas Sports&Entertainment.

Aún no se ha cuantificado la pérdida de ingresos por la nueva norma pactada entre el Gobierno y Podemos, que en Italia se cifró en 700 millones de euros. En España, se conocen algunas estimaciones de pérdidas de ingresos para los clubes, como las del Levante -que luce en su camiseta la publicidad de Betway, también patrocinador del Leganés y el Alavés-, que habla de un millón de euros, o el Valencia, que apunta a 500.000 euros. Su patrocinador es Bwin, al igual que del Atlético de Madrid. La firma llegó a ser patrocinador principal de la camiseta del Real Madrid, ahora ligado a Codere.

Junto a éstos, la firma más presente en España es Bet365, que esta temporada ha arrebatado la corona a Betway para quedar vinculada a 10 clubes: Espanyol, Villarreal, Athletic, Betis, Getafe, Huesca, Celta, Rayo, Valladolid y Éibar. Completan la radiografía del sector Betfair, sponsor del Barça y el Sevilla, y MarathonBet, ligado al Girona.

Estos patrocinios se suman al de Sportium, la casa oficial de apuestas de LaLiga. Su relación arrancó en 2014 y, en 2017, renovaron su acuerdo hasta la temporada 2018-19, como la firma de la industria “más comprometida en materia de integridad”, según resaltó entonces Javier Tebas, presidente de la patronal.

El fútbol como deporte rey es, así, el más afectado. Pero a él se suman otros como el baloncesto, con RETAbet o Kirlobet como protagonistas, ligados a clubes como el Baskonia. En este caso, el impacto puede ser más grave, pues la dependencia de los ingresos de patrocinadores es mayor que en el fútbol.

Fuente: expansion.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.