Los hoteleros no quieren apuestas deportivas en los casinos de Puerto Rico

Jaime Irizarry , director de la División de Juegos de Azar de la Compañía de Turismo de Puerto Rico

Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico expresó hoy su oposición a un proyecto de ley que legalizaría las apuestas por juegos deportivos en los casinos debidamente certificados del país.

A través de una ponencia escrita entregada a la comisión de Turismo y Bienestar social de la Cámara de Representantes, Pablo Torres, presidente de la Junta de Directores de dicha organización, estableció que sin un estudio que detalle los beneficios económicos del Proyecto 1612, el mismo no debería ser considerado.

La medida, de la autoría del representante Nelson Alonso Vega, establece que la Compañía de Turismo de Puerto Rico “tendrá autonomía para desarrollar, a través de reglamentación, todos los procesos y procedimientos de apuestas en eventos deportivos, incluyendo todas las decisiones regulatorias y de licencias”. Además, sostiene que los impuestos generados de las apuestas irían dirigidos al sistema de retiro de los servidores públicos y para pagar parte del servicio de la deuda de la isla.

De acuerdo a Torres, quien también es gerente del casino del Hotel Caribe Hilton, el ofrecimiento de nuevas modalidades de juego podría diluir el mercado y afectará las operaciones de los casinos al distribuirse las apuestas entre los distintos eventos. Y es que, según destacó, lejos de aumentar el dinero que emplean, los clientes dividirán sus jugadas entre los distintos deportes.

Por otro lado, el gerencial subrayó que “como regla general” el dinero que se genera de las apuestas va en su mayoría al bolsillo de las ligas deportivas, las cuales en su mayoría no son puertorriqueñas, así que las ganancias no se quedaría en la isla. Este aspecto, agregó, podría afectar las proyecciones de ingresos que pretende producir la iniciativa.

El autor de la medida, señaló que esta iniciativa busca generar ingresos que se distribuirán entre el sistema de retiro de los servidores públicos y las arcas del gobierno para el pago de la deuda general de Puerto Rico.

“Esta administración es consciente de que debemos desarrollar medidas ágiles para identificar nuevos ingresos. El recaudo y la distribución de la industria de casinos son de gran importancia ya que nutre tanto al sector privado como el público. Aumentar los ingresos en la industria en Puerto Rico es crítico para el crecimiento del sector turístico de nuestra Isla”, opinó el legislador.

Alonso Vega expresó que, al permitir esta actividad tal y como se lleva a cabo en grandes centros turísticos del mundo unido a la alta fiscalización de esos centros por el gobierno, se les brinda a los turistas mayores garantías al mismo tiempo que se le brinda al fisco mayores.

Fuente: elrecreativo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.