La fuerza de un gigante llamado América

Nadie alberga dudas sobre el potencial de la industria del juego en el mercado hispanohablante de América. Al mercado de más de seiscientos millones de personas de Latinoamérica, se une ahora Estados Unidos, donde el 17,8 por ciento de la población es hispanohablante. ¿Hacia dónde va la industria del juego en la región?

El último informe de la tecnológica BtoBet, Latam: Una oportunidad para las apuestas deportivas basada en la diversidad, da en el clavo cuando se pregunta si “existen las infraestructuras necesarias para transformar el claro interés de los operadores de apuestas deportivas en una oportunidad concreta”.

Y es que la evolución de la industria latinoamericana es muy diversa en función de la regulación y los segmentosdel sector. En el ámbito online, Colombia se mantiene como pionera en la regulación del iGaming  con excelentes resultados para la industria: según datos de la asociación sectorial más grande del país, Fecoljuegos, esta industria creció en 2,3 billones de pesos colombianos entre 2016 y 2017.

Así, el volumen de negocio procedente del juego fue de 13,5 billones de pesos en 2016, mientras que en 2017 ascendió a 15,8 billones de pesos. En Colombia operan en este momento 354 empresas de juego, doce de ellas online,según datos de Coljuegos. Hay 2.487 salones de azar y 80.882 máquinas recreativas. Fecoljuegos, por su parte, estima en 400.000 los empleos directos e indirectos que aporta el juego a la economía colombiana. 

La estela va hacia Perú

La estela de la regulación colombiana parece extenderse a Perú, donde las apuestas y el juego online no están prohibidos, pero tampoco regulados. La industria online peruana generó 346 millones de dólares en apuestas deportivas el año pasado, mientras que el sector presencial contribuyó con más de 93 millones de dólares a las arcas del Estado. 

El titular de la Dirección General de Juego, Manuel San Román Benavente, admitió en una reciente entrevista con GI Español que “es necesario establecer reglas que permitan una justa competencia y ofrezcan garantías y medidas de seguridad para todos los usuarios”. Pese al frenazo institucional, el titular de Juego en el país espera que el proyecto de ley en tramitación pase pronto su aprobación en el Congreso. 

En el caso de Chile, el pulmón económico llega al sector del juego a través de los casinos. Proveedores internacionales mantienen un extraordinario interés en este mercado, que cuenta con 8 casinos localizados autorizados por la ley 19.995 y siete casinos municipales, de acuerdo a los datos de la Superintendencia de Casinos y Juego (SCJ). 

Eso supone unas 15.000 máquinas de azar y más de 20.000 posiciones de bingo, que son suministradas por distintos proveedores de todo el mundo. Según los últimos datos de la SCJ, la mayor cuota del mercado de máquinas recreativas chilenas procede de la empresa estadounidense Bally, que aglutina el 19,8 por ciento. IGT USA es el segundo proveedor, con el 18,2 por ciento de la cuota de mercado, mientras que Spielo acapara el 15,8 por ciento. WMS también aglutina el 13,5 por ciento del mercado. Aristocrat, Konami, Novomatic o Answorth son otros proveedores de los salones chilenos.

Según las últimas cifras publicadas por la SCJ, el juego localizado movió en Chile más de 42.041 millones de pesos en julio, de cuya cantidad dos tercios provino de los casinos autorizados a nivel nacional.

Brasil, la joya oculta

Por su parte, Brasil, considerado como el mercado potencialmente más fuerte de Latinoamérica por los expertos, continúa inmerso en un profundo debate en torno a si debe o no legalizarse el juego. El senador Ciro Nogueira lleva años tratando de dar salida a su propuesta para legalizar el juego y liberalizar el mercado, que hasta ahora solo ha encontrado la oposición de sus colegas legisladores en la cámara alta. 

BtoBet estima en su último informe que unos 200.000 brasileños viajan a la frontera con Uruguay para poder jugaren los casinos. Por otro lado, las cifras de Caixa Económica Federal demuestran que el brasileño manmantiene un perfil jugón. Según sus resultados financieros de julio, los productos de lotería de Caixa Económica Federal generaron 731 millones de reales brasileños para la entidad en el segundo cuarto, lo que supone una ligera bajada del 1,7 por ciento respecto al primer trimestre. En la primera mitad de 2018, las loterías generaron unos ingresos de 1.474 millones de reales, lo que supone una subida de un 1,9 por ciento más en un año.  

La propia lotería estatal Lotería de Brasil ha iniciado actividades online, mientras que por otro lado se impide el desarrollo de un mercado abierto y regulado en cualquiera de sus formas.

En México, su regulación antigua y farragosa no prohíbe el juego online, pero tampoco lo regula. Al tiempo, la autoridad reguladora del juego se enmarca en la Secretaría de Gobernación, pero ésta carece de herramientas para imponer directrices y controlar la tecnología que se usa en la actividad del juego. 

El sector desea una mayor transparencia y modernización legal en este país. Y pese a que el Senado aprobó una ley del juego a finales de 2014, todavía ésta no se ha votado en la Cámara Alta. Ni se espera que vaya a pasar por el Congreso antes del próximo año 2019.

Restricciones en Argentina

En Argentina el panorama es añun más complicado, teniendo en cuenta que existen 24 autoridades de juego, una por cada jurisdicción en el país, además de la de la ciudad de Buenos Aires. Los operadores de juego presencial Boldt Gaming S.A., Tecno Accion S.A. y Grupo Slots cuentan con más del 95 por ciento de la cuota de mercado. Según la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina (ALEA), el sector transfirió en 2016 alrededor de 12.615 millones de pesos a desarrollo social. 

Ese mismo año, se creó el impuesto al juego, que estableció un alícuota del 41,50 por ciento para las rentas derivadas de la explotación de juegos de azar.

En su cruzada contra el juego, las autoridades argentinas introdujeron al inicio de 2018 Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 21 por ciento a empresas exteriores de servicios digitales, entre ellos “el acceso y/o la descarga a imágenes, texto, información, video, música, juegos -incluidos juegos de azar-“. En la provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal también llevó a cabo restricciones para la industria de casinos e hípica.

En cuanto al juego online, ALEA aboga por acuerdos entre las jurisdicciones para lograr una regulación homogénea que parece cada vez más lejana en el país. Entretanto, la única entidad acreditada para ofrecer apuestas deportivas es la Asociación de Fútbol Argentina (AFA). 

El pasado mes de julio, el presidente Mauricio Macri sugirió la posibilidad de un nuevo regulador federal, pero la crisis económico financiera desatada en fechas recientes relegan totalmente este asunto en la agenda política.

Bien al contrario, los problemas económicos del país están lastrando los resultados recientes de compañías que operan en el entorno argentino. Es el caso de la española Codere, que ha visto caer sus acciones en la Bolsa de Madrid en parte por esta crisis económica que vuelve a resurgir.  

Socios locales de confianza

Dadas la diferentes situaciones regulatorias y circunstancias políticas y económicas en los países de Latinoamérica, las soluciones pasan por estabilizar los marcos regulatorios y encontrar socios locales de confianza.

El informe de BtoBet pone el caso de éxito para el segmento de las apuestas deportivas: “es de máxima importancia para los operadores interesados en este mercado diversificar sus operaciones en la región, así como encontrar un socio de confianza en el aspecto técnico que le ofrezca el conocimiento y experiencia desde un contexto global necesario para un lanzamiento continuo a nivel local”.

Este socio local, incide BtoBet, tiene que ser el socio técnico “que respalde al operador a la hora de afrontar los retos y problemas propios de la región, asistiendo y trabajando codo a codo con el equipo de operaciones de su cliente para identificar sus necesidades y asuntos diarios”. 

Contar con una tecnología escalable, pasarelas de pago internacionales o mercados de apuestas escalables pero ajustados a las preferencias de los jugadores locales en el caso de las apuestas son garantías de éxito, indica BtoBet.

Pero el gigante llamado América vuela mucho más alto de lo que abarca su territorio al sur del continente. Al norte de México, en los Estados Unidos, el 17,8 por ciento de la población, unos 57,5 millones de personas según la Oficina del Censo d Estados Unidos, era hispanohablante.

Un estudio del Observatorio Cervantes de la Universidad de Harvard estima que se espera duplicar esta cifra en los próximos 30-40 años hasta alcanzar los 106 millones, más de un cuarto de la población de EEUU. Esta población representa un mercado de primer orden para la brecha recién abierta de las apuestas legales y abre un futuro de ingentes proporciones donde todo está aún por escribir.

Fuente: giespanol.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.