El turf tucumano está muy cerca de volver a lucir como en sus épocas doradas

A pesar de la crisis económica por la que atraviesa el país, cada vez hay más caballos en el hipódromo tucumano y eso se vio reflejado en el récord de anotados para la reunión del lunes 24

No hay dudas de que el hipódromo del “Jardín de la República” es el más importante del NOA y una de las mejores plazas del interior del país. En los últimos meses arribaron muchos caballos provenientes de Buenos Aires y actualmente ya hay 370 ejemplares radicados en el circo hípico de avenida Irineo Leguisamo, por lo que se encuentra en condiciones de competir todos los fines de semana si las autoridades así lo decidieran.

Algunos creen que este fenómeno se debe a que muchos propietarios prefieren cuidar sus ejemplares en el interior del país y no en Buenos Aires debido a los altos costos de mantenimiento. Otros atribuyen a la llegada de nuevos y entusiastas propietarios, que dejaron las cuadreras y comenzaron a adquirir caballos para competir en las carreras oficiales.

“Estoy sorprendido y a la vez contento con lo que sucede actualmente. Hasta hace un año atrás era algo inimaginable. Si los dirigentes del hipódromo consiguen capitalizar bien este auge, estamos muy cerca de conseguir algo histórico”, expresó Dante Córdoba, ganador de cuatro estadísticas de jockeys en el circo hípico local. “No hay que olvidarse que el costo de la pensión por mes para los caballos está muy elevada en Buenos Aires. En Tucumán cuesta la tercera parte, por lo que se ha convertido en una buena alternativa para los propietarios”, agregó.

“Hay muchísima gente que depende de esta actividad. El turf es una fuente permanente de generar trabajos. Son más de 600 familias que viven del turf. Nadie es ajeno a la crisis económica que atraviesa el país y que haya tantos caballos en Tucumán, significa que hay más trabajo para los entrenadores, los peones, los vareadores, los herreros, los jinetes, los domadores y mucha otra gente. Los que venden alfa y avena también deben estar feliz. Esto es bueno para todos”, indicó “Fósforo” Córdoba.

Pablo Alarcón, otro jockey que compite en el circo hípico local, dio su punto de vista. “La mayoría de las caballerizas se encuentran casi llenas. Actualmente en las carreras quedan caballos suplentes debido a la masiva anotación. El récord de inscriptos para la reunión interprovincial del Batalla ya se lo veía venir, porque todos los días hay una gran cantidad de ejemplares entrenando en las pistas. Todos los que dependemos directamente de esta actividad estamos muy felices y esperamos seguir contando con el apoyo de los propietarios y de las autoridades de la Caja Popular de Ahorros. Ambas partes realizan un gran esfuerzo económico.

Los propietarios gastan mucho dinero en adquirir y mantener a sus pupilos, mientras que la Caja Popular está haciendo una apuesta fuerte que Tucumán se convierta nuevamente en el mejor hipódromo del interior del país”, comentó “Pascualito” Alarcón.

El entrenador Jorge Guerra celebró la llegada de nuevos propietarios. “Hace mucho tiempo que no había una renovación de propietarios como la que se está dando en la actualidad. Pienso que ahí está el principal motivo por el cual llegaron tantos ejemplares a nuestra provincia. Hay mucha gente que compró caballos por primera vez y están muy entusiasmados, porque estos animales despiertan mucha pasión. Además, hay otros que antes solamente tenían ejemplares para las carreras cuadreras y ahora se volcaron por los que compiten en carreras oficiales”, señaló.

“Pero la renovación no se dio solamente en los propietarios. En los días de competencias se ve muchas familias que vienen al hipódromo a disfrutar del espectáculo. Eso es alentador y mucho más todavía en la difícil época por la que atraviesa el país”, manifestó Guerra.

“En el hipódromo estamos felices porque vemos con mucho optimismo el futuro. Estamos atravesando un momento complicado en toda la Argentina y ver que la llegada de caballos no se detiene es algo maravilloso. Espero que esto continúe así, porque es la única fuente de trabajo que tenemos”, comentó el peón-vareador Pedro Nieva.

A pocos días de una nueva edición del Gran Premio “Batalla de Tucumán” y dentro de un contexto económico complicado para el país, el turf tucumano parece estar resurgiendo para volver a brillar como en sus mejores épocas.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.