Estados Unidos entrena soldados en esports

En los últimos meses, el Ejército de los Estados Unidos ha realizado una serie de movimientos para acercarse al mundo de los deportes electrónicos.

La U.S. Army busca extender su marca, no solo a través de patrocinios, sino también mediante la organización de otras actividades. El verano en las bases norteamericanas está repleto de actividades lúdicas destinadas a entretener a sus soldados, desde talleres de diferente naturaleza, pasando por conciertos, hasta eventos deportivos. Este año ha llamado la atención una de las nuevas actividades del programa: el torneo de esports del Ejército de Estados Unidos.

Esta iniciativa llegó de la mano de Army Entertainment, la organización encargada de diferentes programas recreativos y de apoyo a los militares norteamericanos y sus familias. Con el nombre de U.S. Army Entertainment Esports Championship Series y patrocinado por United Services Automobile Association (USAA), esta serie de torneos está abierta a cualquier soldado en activo, hombre o mujer, que quieran demostrar al mundo sus capacidades como jugadores de videojuegos.

La primera edición del torneo está centrada en el videojuego de Capcom Street Fighter V, uno de los juegos de lucha (fighting games) más populares de todos los tiempos. El torneo recorre desde julio un total de ocho bases del Ejército Americano de todo el mundo, desde cuarteles de Estados Unidos, pasando por Alemania, hasta Corea del Sur. Algunos torneos han sido retransmitidos través del canal oficial del Ejército de Estados Unidos en Twitch y durante las primeras emisiones ya hemos podido ver los enfrentamientos en directo entre soldados narrados por comentaristas como James Chen.

Los mejores competidores de esta fase previa se verán las caras el 1 de septiembre en la gran final que se celebrará en Seattle, durante el PAX West Gaming Festival. Allí será coronado el soldado que consiga batir a sus compañeros. El premio será prácticamente testimonial, ya que el ganador del torneo final, además del trofeo, ganará una estancia de dos noches en el resort Mandalay Bay MGM, una camiseta exclusiva de Army Entertainment Esports, una tarjeta de regalo por valor de 500 dólares (431 euros) y periféricos.

En busca de los mejores soldados en los esports

No es la primera vez que el Ejército de Estados Unidos se acerca al mundo de los deportes electrónicos, pero sí es parte de una estrategia que está desarrollando en los últimos meses. El primer movimiento lo protagonizaron las Fuerzas Aéreas al sumarse a los patrocinadores de la competición ELEAGUE y del club Cloud9. La Marina de los Estados Unidos ya se había adelantado en abril al convertirse en la primera organización militar estadounidense en patrocinar un equipo de esports; Grizz Gaming, el equipo de la NBA 2K League de los Memphis Grizzlies. Lo mismo hizo la Indiana National Guard con los Pacers Gaming, el equipo de deportes electrónicos de los Indiana Pacers.

La iniciativa del Ejército de Estados Unidos tampoco es el primer acercamiento de un ejército al sector de los esports. Las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur lanzaron su propio equipo de deportes electrónicos a finales 2006. Al existir el servicio militar obligatorio en el país, algunos jugadores profesionales de StarCraft pasaron a formar parte del Air Force E-Sports Team (ACE), con el objetivo de seguir compitiendo al máximo nivel durante la mili.

Entretenimiento y entrenamiento

Los torneos organizados por el Ejército, además de un objetivo lúdico, también persiguen un objetivo formador. Una de las finalidades es promover el desarrollo de las habilidades físicas a través de la tecnología, buscando la mejora en aspectos como la coordinación mano-ojo, la concentración y los reflejos. Habilidades que, según el comunicado oficial del Ejército, ayudan a mejorar la preparación general de un soldado para sus tareas laborales.

El Ejército de Estados Unidos siempre ha tenido presencia en el mundo de los videojuegos y ahora ha decidido mirar hacia las competiciones profesionales. Con ello busca extender su presencia y dar a conocer la institución en un sector donde la mayoría del público son adolescentes y hombres jóvenes en un rango de edad muy apropiado para el reclutamiento.

Por Marcos Antón. Periodista especializado en eSports. Investigador en la Universidad Complutense.

Fuente: cuatro.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.