En Azul abren el hipódromo a múltiples posibilidades

Un día de carreras en el hipódromo de Azul significa mucho más que la actividad eminentemente turfistica. Hay ferias gastronómicas con participación de organizaciones no gubernamentales y entidades intermedias.

Javier Fay estuvo ayer, junto con un numeroso grupo de colaboradores, trabajando denodadamente para que la jornada turfística saliera de parabienes. En la charla que tuvo con el diario El Tiempo dio cuenta de la satisfacción porque todo saliera tal cual lo planeado, aunque admitió la preocupación que mantienen por el futuro de la actividad, de prosperar el intento de la gobernadora María Eugenia Vidal de avanzar con una ley que le estaría recortando fondos a los hipódromos bonaerenses.

“Volvimos otra vez a las reuniones donde las tribunas se llenan de gente. El tiempo nos acompañó, porque parecía que iba a ser un día totalmente desapacible y tuvimos un día hermoso. Acá, cuando el día acompaña, la gente no falla. Gracias a Dios tenemos esa suerte de que la gente es incondicional con nosotros; nos sigue y nos apoya y nosotros tratamos de darle todo lo que esté a nuestro alcance para que la gente se sienta cómoda”, expresó.

Recalcó, respecto de la actividad de ayer, que “tuvimos un show (Por Akí por Allá) para chicos con un nivel bárbaro, digno de un teatro, y lo trajimos. Hicimos sorteos, repartimos golosinas, tuvimos juegos inflables, distintas propuestas gastronómicas, feriantes y manteniendo siempre el nivel”.

Respecto de la situación de incertidumbre que engloba a los circos hípicos bonaerenses, señaló: “Si bien hay versiones muy concretas que indican que la gobernadora ha bajado línea para que el proyecto de ley no se trate en Diputados, no podemos quedarnos tranquilos y festejando como si fuera un triunfo para el turf, sino todo lo contrario”. “Tenemos que ponernos a trabajar para modificar esa ley y lograr que sea superadora. El turf tiene que hacer una autocrítica y ver que hay un montón de cosas que en estos últimos quince años se han hecho mal y las tenemos que corregir”, añadió.

Más adelante subrayó que “lo que está haciendo Azul se tiene que replicar en todos los hipódromos. El turf tiene que ser una actividad abierta a toda la sociedad, tiene que ser inclusivo, tiene que incluir a la familia, tiene que haber espectáculos; es decir, tiene que haber un valor agregado a la actividad hípica de por sí. Cuando a la gente se le da todo como se le está dando hoy acá, responde positivamente y viene”.

Aventuró Fay que “los hipódromos centrales, a otra escala, van a tener que empezar a hacer lo mismo. A nivel mundial sucede que las carreras de caballos se vuelven un espectáculo en general, no solamente un espectáculo hípico”.

El presidente del Jockey Club de Azul resaltó la premisa de ser, como actividad, una generadora de fuentes laborales.

“En todas las carreras que nosotros hacemos, sin excepciones, toda la gente que viene se va conforme. La gente de Cáritas vende, los feriantes venden, los Food Truck trabajan; también el cheff Ariel Galicchio. Todos se van conformes porque un lugar que congregue cinco mil personas en un mismo punto y un mismo día, no abundan. Por eso tenemos que cuidarlo como si fuera oro”.

En las reuniones que tuvo en el marco del reclamo por la continuidad de la actividad turfística, dijo que siempre se puso al Jockey Club de Azul y al hipódromo local como ejemplo.

“Tuve la oportunidad de estar en La Plata y en Buenos Aires, participando de diferentes reuniones que se han generado durante todo este ciclo de reclamo y Azul fue uno de los caballitos de batalla de esta gestión que se hizo. Esto lo viví en carne propia: la gente me felicitaba como representante del Jockey Club y nos dijeron que Azul había pasado a ser un ejemplo. Azul se volvió una de las puntas de flecha de ese reclamo y fuimos uno de los artífices de este reclamo. La oración ‘el turf es trabajo’ nació acá en Azul y se viralizó a todo el país”, indicó.

“Nosotros siempre apostamos a más. A pesar de haber estado inmersos en esta crisis, no paramos de trabajar y de seguir pensando cosas. De hecho le presentamos hace una semana y media a las autoridades de Lotería y Casinos una nota formal pidiéndole que para el calendario 2019 Azul pueda tener como mínimo seis o siete carreras exclusivas donde no haya carreras en otros hipódromos. Para nosotros eso sería de mucha ayuda porque el juego se incrementaría muchísimo y para eso tenemos que mejorar el programa de carreras, pasando de un formato de ocho a diez carreras. Estamos muy bien vistos por Lotería y Casinos y siempre lo hacen notar. Cuando tuve la primer reunión en La Plata con el director de Hipódromos y Casinos de la provincia y con el interventor del Hipódromos de La Plata José Malbrán para plantearles esta idea que surgió de nuestra comisión, ellos enseguida se pusieron a disposición y ambos están convencidos de que cuando empiecen las negociaciones para el calendario 2019 nosotros, en Azul, nos vamos a sentar en la mesa grande con los hipódromos centrales para discutir las fechas de igual a igual”.

Amplió: “Eso, a mí por lo menos, me pone muy optimista de cara a lo que viene”.

“Años atrás, hubiera sido impensado con el formato que teníamos y de la forma que se corría, con varias carreras extraoficiales y un calendario bastante pobre, era imposible pensar esto. Nosotros en dos años y medio lo pudimos revertir y hoy estamos como el cuarto hipódromo del país y sentado en la mesa grande con los hipódromos centrales”, finalizó.

Fuente: diarioeltiempo.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.