Tailandia, o las restricciones que fortalecen a la ilegalidad

Quienes abogamos por la regulación del juego, solemos argumentar que los espacios que no son ocupados por el juego legal son ocupados por la ilegalidad. Por la sencilla, elemental razón de que -efectivamente- el juego mueve mucho dinero.

Sin desconocer que, aún con regulación, el juego ilegal tiene mucho peso en todo el mundo, Tailandia se constituye en un claro ejemplo para demostrar nuestra teoría: Pese a la casi total prohibición del juego y a un estricto control policial, el 70% de la población adulta tailandesa (sobre un total de alrededor de 70 millones de personas) juega habitualmente. Por supuesto, en el circuito ilegal. Regalando así a los sectores que se benefician del delito cuantiosísimas sumas de dinero. Invirtiendo también fuertes sumas en una tarea de control y combate, que resulta un evidente fracaso.

La introducción viene a cuento de que la policía tailandesa ha detenido a más de 14,300 personas relacionadas con el juego desde el comienzo de la Copa Mundial de Rusia el mes pasado, reveló el jueves un general de la policía. La mayoría de las personas arrestadas han sido de Bangkok y sus alrededores.

El Diputado del Comisionado de Policía, el general Chalermkiat Srivorakhan dijo además a los medios que, de los arrestados, se sospechaba que 534 habían realizado actividades de apuestas ilegales. Por lo general, se prohíbe el juego en Tailandia en virtud de la Ley de juegos de azar de la nación del sudeste asiático de 1935. Quienes participen en actividades ilegales de juego también se pueden enfrentar cargos penales y sanciones financieras. Las dos únicas opciones de apuestas legales bajo esa misma ley son las carreras de caballos y la lotería operada por el estado.

A pesar de las fuertes restricciones, los estudios muestran que la mayor parte de la población tailandesa juega activamente, recurriendo principalmente a canales ilegales para hacerlo. Según datos recientes, alrededor del 70% de todos los tailandeses adultos juegan de forma habitual alimentando así un próspero mercado ilegal de juegos de azar valorado en cientos de miles de millones de bahts.

El general Chalermkiat dijo el jueves que, durante los registros en todo el país, han confiscado alrededor de THB45 millones en efectivo y cuentas bancarias de jugadores sospechosos. Además, la policía tailandesa ha cerrado hasta 211 páginas web de apuestas ilegales que han ofrecido apuestas en partidos de la Copa Mundial.

El veto al juego barre Tailandia

Los arrestos realizados hasta ahora en la Copa del Mundo ya eclipsan a los realizados durante la edición 2014 del torneo de fútbol más importante en Brasil. El general Chalermkiat dijo el jueves que, durante la Copa Mundial de 2014, la policía tailandesa arrestó a unos 5,000 jugadores sospechosos y proveedores de servicios de apuestas ilegales. Solo 1,700 personas fueron arrestadas por cargos relacionados con el juego en 2010, cuando la Copa Mundial fue organizada por Sudáfrica.

El general Chalermkiat explicó que el sustancial aumento de la actividad de apuestas ilegales en el país se vio impulsado por el fácil acceso a los servicios de juegos de azar que ofrecen Internet y los teléfonos inteligentes. El representante de policía también hizo hincapié en que se espera un pico en el juego ilegal antes de la final del domingo cuando Francia juegue contra Croacia.

Tailandia no ha sido el único país de la región de Asia y el Pacífico que ha estado tomando enérgicas medidas contra las apuestas ilegales durante la Copa del Mundo. El fútbol tiene muchísimos seguidores en la región. Debido a los regímenes regulatorios restrictivos, las actividades de juego se realizan principalmente de manera ilegal. Los operadores del mercado negro están ofreciendo atractivas cuotas en los partidos de fútbol para atraer a los clientes. Sin embargo, la falta de regulaciones adecuadas a menudo hace que los apostadores sean víctimas de operaciones engañosas.

Para evitar riesgos regulatorios y legales, los proveedores de servicios de apuestas en su mayoría realizan sus actividades a través de internet y a través de aplicaciones de mensajería. A principios de este mes, la plataforma de mensajería china WeChat anunció que ha cerrado más de 50,000 cuentas y ha eliminado más de 8,000 chats grupales que se demostró que estaban relacionados con el juego ilegal desde el comienzo de la Copa Mundial de Rusia.

casinonewsdaily.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.