Firme respaldo del IJAN a la educación superior

La cromatografía gaseosa es una técnica que, básicamente, se usa para separar físicamente las sustancias que se encuentran presentes en mezclas complejas de compuestos fácilmente volatilizables. Ese trabajo requiere de un cromatógrafo gaseoso, como los dos que va adquirir una casa de altos estudios neuquina, para usar en el proyecto denominado “Cracking térmico de plástico para la obtención de combustible”.

Se trata de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Facultad Regional del Neuquén, que podrá poner esos equipos a disposición de sus investigadores, gracias a un aporte económico realizado por el Instituto Provincial de Juegos de Azar (IJAN).

A partir de un convenio que rubricaron el presidente del IJAN, Alfredo Monaco, y el decano de la UTN, Pablo Liscovsky, la entidad académica podrá solventar la compra, instalación, puesta en marcha y capacitación de esos equipos.

El IJAN tienen entre sus objetivos el de financiar programas destinados tanto a la asistencia social como a la educación, en este caso la educación superior enfocada a carreras que tienen estrecha relación con el desarrollo de la provincia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.