El turf de Tandil vive horas de extrema incertidumbre

Preocupados por su futuro laboral, trabajadores del Hipódromo se manifestarán frente a los avances del proyecto impulsado por la gobernadora María Eugenia Vidal, que busca una eliminación del fondo que reciben los circos de carrera para poder funcionar.

Concretamente, la mandataria bonaerense dispuso bajar del 12 por ciento al 9 -el mínimo estipulado- el aporte que surge de la quita adicional a las ganancias de las tragamonedas, y anticipó además que enviaría un proyecto de ley para que el fondo se reduzca gradualmente hasta su eliminación, lo cual se concretó en abril.

En medio de la preocupación del sector, El Eco de Tandil visitó la villa hípica para conversar con los trabajadores, quienes anunciaron que se manifestarán este martes, de 11.30 a 14.30, en la rotonda de la Ruta 226 y Rauch, en defensa de las fuentes laborales.

En uno de los stud, donde desde muy temprano comienza un gran despliegue de tareas, los cuidadores Emilio Casco, Manuel Cueto y Laura Falabella, se dispusieron a compartir cómo es su rutina diaria.

Según detallaron, actualmente viven allí unas cincuenta familias, dedicadas a las diversas tareas que conlleva preparar a los caballos, cuidarlos, atenderlos y entrenarlos para una próxima salida rumbo al circuito de carrera.

Manifestaron que para muchos, la actividad hípica es su vida, crecieron y se criaron junto a los equinos, aprendieron el oficio de la mano de sus abuelos y de sus padres, por lo que advirtieron que, de quedarse sin trabajo, no sabrían realmente de qué manera seguir adelante.

“Una industria hermosa”

Emilio Casco nació y se crió en el Hipódromo de Tandil. Su padre y su abuelo se dedicaron toda la vida a la actividad y él es la tercera generación que trabaja con caballos de carrera.

Consideró entonces que es “una verdadera lástima” la decisión que pretende materializar la Provincia, ya que afectará directa e indirectamente a muchos trabajadores vinculados a una “industria hermosa”.

Remarcó luego que un solo equino necesita por lo menos de siete personas. Desde aquel que limpia su cama y le prepara la comida, hasta un entrenador y un herrero. A su vez, necesita de un veterinario. “Por un caballo trabaja mucha gente. Por ejemplo, por 14 caballos en la pista, son 70 personas que los rodean, en promedio. Por ello, de avanzarse con la medida, muchísima gente perdería su trabajo”, advirtió Casco.

En su caso, al igual que el del resto de los trabajadores del Hipódromo de Tandil, contó que arranca a trabajar a las seis de la mañana, los 365 días del año, llueva o salga el sol. De hecho, admitió que no recuerda la última vez que se tomó vacaciones, ya que el trabajo que heredó de sus antecesores no le significa un sacrificio, sino que realmente lo hace con mucha pasión.

“Esto lo hacemos porque nos encanta, no sé cómo me vería en otro trabajo y, de acuerdo a cómo viene todo, nos da miedo tener que pensar que tenemos que salir a buscar otro trabajo”, admitió el cuidador.

Los puestos de trabajo

Por su parte, Laura Falabella precisó que en la villa hípica residen unas cincuenta familias, todas dedicadas a la actividad. “En cada stud hay una casa, que nos la prestan porque estamos de serenos. En mi caso, soy peona, mi marido herrero y mi hijo de 16 años, que estaba en la escuela de jockey, pero ahora cerró, está también de peón. Acá somos todos del turf”, manifestó.

Por lo tanto, advirtió que si el proyecto que pretende impulsar la Gobernadora avanza, “familias enteras” perderían su trabajo, al igual que otras tantas que directa o indirectamente están vinculadas a la industria hípica.

En ese sentido, Casco recalcó que “esta actividad le da trabajo a mucha gente. En esto necesitás talabarteros, modistas, herreros, veterinarios, los productores que siembran la avena que luego traen acá. De hecho, en mi caso consumo casi 4 mil kilos por semana. Por lo tanto, esa persona que me la vende también se quedaría sin vender, es decir, hay cantidad de gente que trabaja en esto. El que hace mantas, por ejemplo, vende muchísimas, no solo acá, sino en Azul, Rauch, Las Flores y Lobos, y esto también lo afectaría”.

La movilización

Preocupados entonces por la situación, Falabella confirmó que mañana de 11.30 a 14.30 se manifestarán en la rotonda de la Ruta 226 y Rauch en defensa de las fuentes laborales. “No vamos a cortar el tráfico vehicular, sino que estaremos allí con folletos para repartir a la gente para que también sepa de qué se trata y cuántos puestos de trabajo hay acá. Vamos a estar luchando para que podamos encontrar una solución”, afirmó.

Señaló luego que “acá hay mucha gente que tiene entre 60 y 65 años, que se crió en la villa hípica y está desde los 12 años. Si se quedan sin trabajo ¿qué van a hacer? No saben hacer otra cosa que atender un caballo. Hay cursos de peón y de variador porque tampoco es que lo hace cualquiera. Acá todos se especializan en lo que hacen”.

Es por ello que extendieron la invitación a la movida que realizarán este martes a toda la comunidad de Tandil y especialmente a los vecinos del barrio de Villa Aguirre. “Invitamos a las personas que quieran ir a apoyarnos, a que se acerquen para estar con nosotros un rato. Queremos que nos apoyen”, manifestó Falabella.

El apoyo recibido

Por lo pronto, destacaron el acompañamiento que recibieron del Concejo Deliberante y del Departamento Ejecutivo, tras haber acercado en las últimas semanas una carta al Municipio para exponer su preocupación frente a la decisión del Gobierno provincial que afectaría directamente las fuentes de trabajo de las personas vinculadas a la actividad.

“Ellos nos apoyan. Vinieron, les explicamos cómo es la situación y lo entendieron. Hasta ahora tenemos todo su apoyo. Están tratando de ayudarnos a que esto pueda salir adelante”, afirmó la cuidadora.

Los trabajadores valoraron también el respaldo que recibieron de los propietarios de los caballos, que se sumaron al reclamo. “Ellos están como estamos nosotros, preocupados. De hecho, el que tiene caballo, ama la profesión. Uno de mis patrones se está moviendo muchísimo, está a la par nuestra y va a todas las reuniones. Otra persona que también se está moviendo mucho es Marcelo Valle”, resaltó Casco.

Futuro incierto

Finalmente, los trabajadores manifestaron su preocupación también por el futuro de los animales. “¿A dónde van a parar? Al matadero. En el campo no los van a tener de por vida ¿Qué función les das? ¿Dónde los ubicás?”, señalaron.

“¿Y a nosotros? Si la Gobernadora nos deja sin trabajo a todos, a dónde vamos y de qué empezamos a vivir. No cobraríamos una indemnización, nada”, advirtió Casco.

Consideró entonces que “es un destrozo lo que están haciendo y por eso nos estamos moviendo tanto porque la gente ya empezó a sentir el cambio. La Gobernadora ya quitó parte del fondo y eso se sintió. Acá no hubo carrera, iba a haber en junio y no se pudo hacer. Está haciendo un daño tremendo a muchísimas familias. Sinceramente esperamos que esto se revierta y que se le termine este capricho a la señora Gobernadora”.

Fuente: eleco.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.