Angelici, dispuesto a devolverle “favores” a Vidal

Dos dirigentes de Cambiemos, referenciados con Angelici, están jugando fuerte y podrían hacer caer la nueva ley del turf. La Gobernadora había tocado los intereses del presidente de Boca cuando frenó la expansión de los bingos en la Provincia.

A esta altura (y temperatura del debate), nadie sabe a ciencia cierta si María Eugenia Vidal dimensionó la resistencia que podía ofrecer el sector del turf ante su idea de que sea una actividad autosustentable. Lo que seguramente no previó –porque es inesperado generalmente- fue el ‘fuego amigo’ de los dirigentes ligados a Daniel Angelici, quienes hoy hacen causa común con asociaciones y sindicatos de la hípica. Y con la oposición, claro.

Las caras más visibles de esta ofensiva interna son, desde un principio, Melitón López, representante de futbolistas y anterior titular del Instituto de Loterías y Casinos bonaerense; y, desde hace unos días, Eduardo “Changui” Barragán, diputado provincial y exdirigente de Boca.

Como ya había adelantado INFOCIELO, la postura del “Changui” pone al macrismo en una situación de extrema delicadeza. Con el peronismo unido y el apoyo de la izquierda la cosa ya empezaba 48 a 44 abajo.

“Sí, soy el primero de mi espacio político en decir que no estoy de acuerdo con esta ley”, le confirmó ayer a este medio Barragán. El legislador salió con esa impronta luego recibir a trabajadores de los hipódromos de Azul y de La Plata. “Tenemos que acompañar al sector hípico y lograr que vuelva a ser una actividad sustentable”, había dicho tras el encuentro.

No obstante, Barragán, oriundo de Mar Chiquita pero representante de la Séptima Sección, sí coincide con Vidal sobre el destino de los fondos. “El sector está dispuesto a trabajar para emprolijar la actividad. No había rendiciones, no había nada”, señaló.

Desde el bloque conduce Manuel Mosca también han salido a defender de manera férrea la posición de la Gobernadora. Sí se descuenta que quizá haya una instancia de diálogo que no hubo en la Cámara Alta.

“Tenemos que ver en qué se ha gastado el dinero. Cuando uno ve en qué se gastado el subsidio en cajas navideñas, uno se pregunta por qué”, salió a decir el diputado Daniel Ivoskus en FM CIELO 103.5, tras asegurar que esos items aparecen en el informe del Ministerio de Economía sobre la rendición de las partidas. “El turf debería ser autosotenible y ver como genera sus propios ingresos y sostiene los puestos de trabajo”, había dicho en la misma emisora la también diputada amarilla Rocío Antinori.

En un principio rechazado, hoy Melitón López es levantado a la categoría de héroe en algunos sitios web especializados y que defienden la ayuda estatal para las carreras de caballos. Melitón López se fue tras un enfrentamiento con Hernán Lacunza. Fue cuando el Ministro de Economía propuso subirle la alícuota que pagan los bingos del 12% al 19%.

A pesar de que Melitón López se fue el incremento no prosperó. En ese momento, Angelici habría sido la voz cantante de los dueños de los 46 bingos que funcionan en la Provincia, incluido a su socio Daniel Mautone y la española Codere. Lacunza volvió a arremeter con una idea de quitarle dinero al juego y la pelea se vuelve a reeditar.

En una nota de este viernes en el diario La Nación, justamente, la periodista Laura Di Marco, con acceso privilegiado al círculo íntimo de Vidal, dejó trascender que Angelici está sospechado por el vidalismo de tener algo que ven en el ‘destape’ de los aportantes truchos. Sería una devolución de gentilezas del presidente xeneixe por el freno que la mandataria le puso a la expansión de las tragamonedas en el distrito más poblado del país. Esto escribía:

“Desde que es gobernadora, y apoyada por la Iglesia limitó concretamente la expansión del juego en la provincia, un submundo en el que todos los actores están, de algún modo, entrelazados. Vidal fue a contramano de Daniel Scioli, quien, por cada año de su gobierno, aumentó un 20 por ciento el parque de las máquinas tragamonedas, sobre todo en los barrios más pobres. Ella, en cambio, frenó la inauguración de una megasala en Puente La Noria -proyectada como la más grande de América Latina-, cerró otra en Temperley y, en la práctica, dejó afuera al propio Angelici en la licitación de los casinos bonaerenses”.

Resta saber si Angelici sólo quiere embarrarle la cancha a Vidal por una vendetta o si ya puso la mira en los hipódromos para ampliar su negocio y el de sus bingueros aliados. Cuando se discutió la vigente ley 13.253, en 2004, se especuló con la posibilidad de sumar las “maquinitas” pero se optó por un fondo reparador que sale del Fondo Provincial del Juego, partida que Vidal quiere ahora utilizar para otras cosas.

Barragán militó en su juventud en el comité de la UCR del barrio porteño de La Paternal, donde conoció a “Daniel”, como le dice a Angelici, en los años ochenta, a quien reconoce como “amigo”. Es casi el único político que lo defiende abiertamente y ha sabido tener cruces con Elisa Carrió al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.