Referendum suizo aprueba bloquear webs de juego extranjeras

El proteccionismo y aislacionismo del que hace gala la política suiza cuenta con un buen ejemplo con su nueva Ley de Juego, que este fin de semana ha recibido el visto bueno a través de referendum de una de las medidas estrella de la nueva legislación: el poder bloquear webs de juego extranjeras que no cumplen con los estrictos requisitos legales para operar en el país.

Ayer domingo 10 de junio los suizos estaban convocados a un referéndum en el que deben posicionarse sobre una propuesta relacionada con la actividad bancaria.

Concretamente, se sometía a votación arrebatar a los bancos comerciales la posibilidad de ofrecer créditos sin tener un respaldo absoluto en dinero oficial por lo que los bancos pasarían a ser simples intermediarios. Es decir, esta propuesta impediría que los bancos creasen dinero, dejando como único creador del dinero al banco central.

Pero además de esta importantísima pregunta, Suiza ha planteado a los ciudadanos de sus 26 estados otra cuestión con implicaciones directas con su Ley de Juego. Analizamos lo que ha ocurrido tras este referendum que instaba al Gobierno a confirmar la dureza de su Ley de Juego, permitiendo bloquear webs de juego extranjeras que no hayan conseguido la licencia en el país.

La adicción: clave en la pregunta del referendums

Los suizos votaron ayer en referendum sobre ley que regula sistemas de apuestas por internet. Con el argumento recurrente de intentar frenar la adicción, la pregunta que se ha hecho a la población es si se puede a bloquear webs de juego que no tengan autorización, algo que para muchos representa una pérdida de las libertades en Suiza.

Recordemos que este país se caracteriza por un enorme cuidado en aspectos como el impacto social del juego. De hecho, aunque están permitidos los juegos en locales o por internet, las empresas con licencia deben pagar contribuciones en favor de la colectividad y garantizar la protección de los jugadores, bajo el entendido de que los juegos de apuestas pueden causar efectos nefastos para los jugadores. Esas contribuciones son destinadas a los fondos de pensiones y al seguro estatal para casos de invalidez.

Además, para el Gobierno suizo es una prioridad que los operadores estén obligados por la legislación a vigilar que los jugadores dependientes no puedan seguir jugando.

Las licencias en Suiza, las más restrictivas de Europa

Si finalmente se aprueba la nueva Ley de Juego, el texto sería uno de los más restrictivos de Europa porque sólo autoriza a las empresas de juegos y casinos aprobadas y certificadas por el gobierno suizo a vender sus servicios, incluidos los de internet. Y es que se estima que los ingresos del mercado ilegal de juegos en línea en Suiza representa más de 200 millones de euros anuales, una cifra enorme teniendo en cuenta los apenas 8 millones de habitantes del país.

Como aspecto positivo, la ley permite ahora a los sitios web de juego con autorización ampliar su oferta y proponer juegos como la ruleta, el póquer o el blackjack.

Pero en todo caso, el futuro de esta nueva Ley depende en gran medida de cómo se pronuncien los ciudadanos suizos este domingo en un referéndum sobre el aspecto más polémico de esta nueva ley: vetar o no vetar las webs de operadores extranjeros que no tengan licencia. En los sondeos se esperaba que ganara el sí (58%) frente al no (37%), con un 5% de indecisos.

Si finalmente se aprueba, el texto sería uno de los más restrictivos de Europa porque sólo autoriza a las empresas de juegos y casinos aprobadas y certificadas por el gobierno suizo a vender sus servicios, incluidos los de internet. En consecuencia, las empresas basadas en el extranjero quedarían prácticamente excluidas del mercado suizo.

El eterno debate: proteger o liberalizar

De aprobarse vía referendum la posibilidad de bloquear webs de juego, estaríamos nuevamente ante un ejemplo en el que se utilizan “métodos” propios de un Estado autoritario e incapaz de evitar que operadores no regulados dejen de operar de otra forma. Censurar internet se antoja como una decisión muy radical, y que podría tener consecuencias muy negativas en otros segmentos. De todos modos, el intento de modernizar la legislación de juego en Suiza es algo importante, tiene sentimientos encontrados: se amplía el número de juegos, pero se restringen al máximo las licencias estatales.

La consulta vía referendum ha tenido una respuesta favorable por parte del 72% de los participantes por lo que seguramente se confirme la ejecución de estas medidas contra los operadores que no tengan licencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.