La nueva comisión directiva ya administra el Hipódromo de Tandíl

El mes pasado se definió mediante asamblea el nuevo directorio que regirá las actividades del Club Hípico de Tandil de aquí en más. Entre sus primeras tareas, la nueva comisión tuvo que analizar el curso que tomará el Hipódromo luego de que el Jockey Club de Azul se desligara de esa gerencia. El nuevo presidente, Alfredo Colombo, contó que serán ellos quienes finalmente llevarán adelante la administración de la hípica del Club.

Cabe recordar que dentro de las opciones que se manejaban estaba la de que fuera el mismo Hípico quien llevara las riendas, como se hacía antes, pero también se hizo referencia a que mucha gente ligada al turf había acercado sus propuestas para participar de la gestión. Por otro lado, tampoco se había descartado la posibilidad de concesionar esa rama burocrática.

En este momento se encuentran en la etapa de reunir documentación para cumplimentar con los requerimientos que le permitan seguir con el subsidio de Lotería y Casinos de la Provincia que otorgan por medio de la ley a la actividad del turf. Si bien ya tienen un 95 por ciento preå©sentado, todavía el contador continúa trabajando en algunos detalles que llevan tiempo, para acercar al Instituto la totalidad de lo solicitado lo antes posible.

Según indicó Colombo, están en proceso de formación del equipo. Ya se armó la comisión de carreras y están tramitando y contratando entre las mejores alternativas para adquirir todos los elementos necesarios. De todas maneras el primer evento ya tiene fecha y está planificado para el 28 de junio, en el que habrá seis carreras en vez de las ocho habituales.

En caso de no poder llevar adelante la tarea de administrar, o no lleguen con las condiciones solicitadas, hay varias propuestas para poder concesionarlo.

En realidad está todo encaminado, pero el subsidio una vez aprobado puede demorar entre dos o tres meses en ser otorgado. Entonces esta nueva administración deberá afrontar los gastos, poner el dinero y luego recuperarlo con los fondos que derive el estado.

El titular también adelantó que, como el edificio estuvo concesionado tanto tiempo, lo que planifican hacer con la subvención es invertir parte de ese dinero en mejorar las instalaciones. “Queremos hacer obras que no se hicieron nunca, mejorar el patrimonio que tiene el club y ponerlo en valor”. La idea que tienen es mejorar lo que está, hacer algunos boxes nuevos, mejorar las caballerizas, pistas y el predio en general, poniendo en orden las “cosas que vayan apareciendo”.

Haciendo historia

Fue a principios de marzo cuando desde el Jockey Club de Azul anunciaron su desafección, que se terminó de concretar a finales de abril. En ese entonces desde el ámbito local aún no sabían cómo se resolvería la nueva gestión, ya que habían sido tomados por sorpresa. La incertidumbre sobrevoló la actividad por casi dos meses, ya que si bien la gestión de Azul continuaba, no se lograba decidir qué pasaría una vez que ellos ya no estuvieran al frente.

Vale traer a colación que el desligamiento tuvo que ver con a la reducción del subsidio de un 15 al 9 por ciento, sumado a la falta de pago desde diciembre que se regularizó meses más tarde. De acuerdo a la explicación de Lotería y Casinos esta deuda también correspondía a un desbarajuste generado luego de la implementación de un sistema operativo a nivel provincial que se aplicó para lograr claridad y transparencia en los pagos.

Según contó en aquel momento Santiago Zaffora, secretario de la comisión directiva de Azul, la decisión tomada desde el Jockey Club estuvo vinculada a que cuando se hicieron cargo de Tandil fue en el marco de una serie de condiciones que hoy por hoy ya no se están dando y son de público conocimiento, “como la demora e incumplimiento de los pagos”, y en definitiva porque el compromiso asumido también consistía en que iban a ser parte de una transición para que la gente de la hípica tandilense se ponga a tono y luego llevar adelante la tarea administrativa.

Hoy la nueva comisión encabezada por Alfredo Colombo como presidente, Juan Igancio Iribarne como vicepresidente y Gonzalo Ramos como secretario, entre otros, asumió el desafío de llevar adelante las actividades ligadas al turf tandilense. Creen estar a la altura de las circunstancias, pero necesitan del ingreso de subsidios para lograrlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.