Ya se conocen a los competidores por las tragamonedas bonaerenses

Ocho empresas se anotaron para quedarse con el manejo de las tragamonedas que licitará María Eugenia Vidal y en la lista hay de todo: desde grandes jugadores como la española Codere, la norteamericana Enjoy y la local Boldt, que hoy administra los slots de los casinos provinciales; hasta algunos actores misteriosos que prometen inversiones transnacionales.

La pregunta del millón también tiene respuesta: Daniel Angelici, empresario del juego, presidente de Boca Juniors y amigo y operador judicial de Mauricio Macri, no compró un pliego para participar de la licitación. Sí lo hizo Daniel Mautone, socio de Angelici en dos bingos bonaerenses, aunque se presentó a través de Casino de Victoria, firma en la que el Tano no tiene participación.

“Angelici no va a participar”, afirmaron desde la gobernación y el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (Iplyc), que conduce Matías Lanusse y donde están registradas las seis empresas que compraron pliegos (a $500.000) y las dos que iniciaron el trámite y prometen inversores de Brasil y Paraguay.

En enero, Vidal anunció que iba a licitar la administración de 3860 máquinas tragamonedas que funcionan en siete de los doce casinos provinciales, además de cerrar las puertas de otros tres casinos y un bingo. La apertura de sobres iba a ocurrir el martes pasado, pero fue prorrogada hasta el 27 de junio.

Es la primera licitación pública desde que el juego pasó al control de la provincia, en 1995. Desde entonces, todas las habilitaciones fueron otorgadas, renovadas y “parchadas” de manera directa, sin compulsa.

Los siete casinos serán licitados en tres canastas, que combinan las salas más y menos rentables, para que no haya ofertas desiertas: Trilenium (Tigre) se licitará junto al casino de Pinamar, el Central (Mar del Plata) junto a la sala de Monte Hermoso, y el Hermitage (Mar del Plata) junto a los casinos de Tandil y Miramar.

La primera empresa en comprar un pliego fue Boldt SA. La firma de Antonio Tabanelli consolidó su poderío desde los tiempos de Eduardo Duhalde y opera hoy las siete salas que serán licitadas. Parte con una ventaja sustancial: es dueña del edificio en el que funciona Trilenium que, con casi 1600 slots y público todo el año, es la joya de la licitación.

La segunda empresa en anotarse fue Yojne SA, anagrama de Enjoy, la firma chilena dueña del Conrad de Punta del Este y el Casino de Mendoza. Desde el año pasado, Enjoy es controlada por el fondo de inversión estadounidense Advent, ex dueño de OCA.

El tercer pliego fue adquirido por Codere, la firma radicada en España pero manejada por fondos estadounidenses. Codere es el principal operador de bingos bonaerenses: controla 13 de las 45 salas de la provincia, incluidas varias de las más redituables.

AJEST SA adquirió el cuarto pliego y es el jugador menos conocido de la compulsa. La firma aparece dirigida por Juan Manuel Tauil Bruno y Omar Zuain, dos abogados rionegrinos que estuvieron ligados en el pasado a Crown Casinos, pero que ahora tendrían intereses en salas de Neuquén y Formosa. La nacion intentó ubicarlos en su oficina de Belgrano, sin suerte.

El quinto pliego fue para Bingo Pilar SA, que tiene como rostros visibles a Alejandro Gravier (marido de Valeria Mazza) y Ricardo Glazman.

El sexto pliego fue comprado por Casino de Victoria, de Daniel Mautone, que además de la sede entrerriana opera los bingos de Santa Teresita, San Bernardo y Mar de Ajó. Angelici es socio minoritario de Mautone en los bingos de Pergamino y Ramallo, pero no en Casino de Victoria. Desde esta firma también negaron que “El Tano” participe en la licitación.

Por: Marcelo Veneranda para lanacion.com.ar

Deja un comentario