Varios partidos del Congreso de Brasil hablarán sobre la ley del juego

El senador del estado de Ohio, Willian P. Colley, será uno de los participantes

El controvertido asunto de la legalización del juego en Brasil tiene este jueves su enésimo capítulo de debate en el seminario organizado en el Congreso brasileño por el Frente Parlamentario Mixto en Defensa del Turismo.

Durante este seminario, los congresistas brasileños tendrán la oportunidad de escuchar diversas voces en torno a la regulación en el juego, dado el cambio de vientos que parece haber entrado en Latinoamérica con la regulación online en Colombia, que toda la región observa ya como un caso de éxito.

El Frente Parlamentario Mixto del Congreso brasileño aportará un análisis de fondo a la regulación del juego y cómo frenar el juego ilegal, además de discutir sobre la protección al consumidor. O respecto a cómo hacer una regulación fuerte que defienda al consumidor al tiempo que facilite la resolución de disputas, ofrezca herramientas de apoyo y asegure la protección financiera.

Varias voces autorizadas han sido invitadas a trabajar sobre todas esas dudas que tienen a Brasil inmerso en una polarización total en sus dos proyectos de ley sobre el juego, que hasta el momento siguen frenados en seco en sus respectivas tramitaciones en la Cámara.

A la jornada asistirán el director del departamento de Control del Juego del Ministerio de Turismo de Portugal, Paulo Duarte Lopes; el director ejecutivo del Consejo Nacional de Legisladores de Gaming States (NCLGS) de Estados Unidos, Michael Pollock; el representante del Comité de México de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Juegos de Azar (AGEM), Carlos Carrión; el senador del estado de Ohio, Willian P. Colley, y la ex senadora del estado de Nevada, Becky Harris.

Cabe recordar que Brasil mantiene en tramitación parlamentaria dos propuestas para legalizar los juegos de azar, una en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado (PLS 186/14), y otra que data ya de 1991, que fue aprobada por una comisión especial de la Cámara y está lista para ser votada en el pleno, pero nunca ha salido adelante. Es el proyecto de ley 442/91.

La propuesta del Congreso legaliza y reglamenta las actividades de casinos, juego del bicho y bingos, incluyendo el funcionamiento de máquinas de videobingo, caza níquel, apuestas y juegos en línea. La del Senado legaliza el juego del bicho, bingo, video-bingo, apuestas deportivas y no deportivas y casinos en línea o en complejos de ocio integrados.

En el último intento de desbloquearla, el pasado noviembre, 211 diputados y ocho senadores brasileños se organizaron  para impedir su aprobación. Del otro lado, 15 gobernadores mostraron su apoyo a ambas iniciativas como una alternativa de recaudación, generación de empleo ante la actual crisis económica y sugirieron que los recursos procedentes de los impuestos del juego se aplicasen a un fondo para la seguridad pública.

Pero militantes de colectivos que apoyan a los negacionistas del juego refutaron esos argumentos para defender que el empleo, el turismo o la recaudación no serán suficientes para cubrir el aumento de los gastos en salud, seguridad e infraestructura para las empresas relacionadas con esta industria.

La celebración de este seminario resulta clave, sin duda, para que los congresistas brasileños reciban el conocimiento aportado por otras experiencias y puedan tomar una decisión respecto a su legislación, que mantiene dormido al gigante de Latinoamérica. Mientras, el juego continúa.

giespanol.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.