Trabajadores del turf bonaerense, enfrentados a los criadores

Los titulares de haras hicieron circular un anteproyecto donde admiten que se modifique la vigente ley y haya una reducción paulatina del aporte a la actividad. Sindicatos y gremios de los trabajadores advierten que “no es representativo” y que significa alargar “la muerte” del sector.

El turf de la Provincia de Buenos Aires está en alerta desde que María Eugenia Vidal anunció que quiere eliminar totalmente los fondos que se destinan a mantener la actividad y el funcionamiento de los hipódromos. Entre las asociaciones y sindicatos del sector hay consenso sobre la imposibilidad de subsistir sin esa ayuda.

Pero dentro de esa coincidencia, ahora apareció una discrepancia. La diferencia está entre los propietarios y criadores de caballos pura sangre y los gremios que representan a los trabajadores de la rama. La división apareció cuando los primeros presentaron un anteproyecto que avalaría, en cierta medida, la posición de la gobernadora.

“Los gremios tenemos otra visión, que defender la ley del turf, la 13.253, porque creemos que está muy bien hecha hasta que no aparezca algo superador”, explicó a INFOCIELO Omar Alegre, secretario general del Sindicato del Personal Mensual del Hipódromo de La Plata. “Nosotros tenemos una visión más integral”, agregó.

La 13.253, de 2004, establece que “el Instituto Provincial de Lotería y Casinos asignará desde un mínimo de 9 puntos hasta un máximo de 15 puntos” del Fondo Provincial del Juego para mantener la hípica y sus actividades afines. El FOPROJUE se conforma con una parte de las ganancias que dejan las tragamonedas.

Luego de un encuentro en San Antonio de Areco, la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, el Círculo de Propietarios, la Asociación de Criadores y Cooperativa de Criadores, y el Jockey Club decidieron pedirle a una prórroga a Vidal. Que el fondo se mantenga 24 meses y que luego baje hasta el 5% en otros dos años.

Para Alegre, de esa manera, se estira el problema. “Firmamos la muerte a cuatro años y estamos en la misma”, aseguró. 2018, Vidal congeló las erogaciones a la suma del año pasado, lo que significó un recorte de 300 millones de pesos.

Según los cálculos de todas las partes, los pura sangre significan “una industria sin chimeneas” que genera 135 mil puestos de trabajo durante toda la cadena, desde la doma hasta el entrenamiento y la competencia. Argentina es hoy el cuarto productor mundial de equinos de carrera con 8000 pariciones anuales. Con 30 aras, Areco y Capitán Sarmiento son el corazón de ese desempeño.

En territorio bonaerense hay 4 hipódromos oficiales. Los dos principales son San Isidro y La Plata con un parque caballar de 2500 animales y unas 130 reuniones (días de competencia) por año. Luego le siguen Azul y Tandil. Son en estas ciudades donde el impacto sería más fuerte.

Por su parte, la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA), que conduce Diego Quiroga, emitió un comunicado para advertir que “el anteproyecto de una nueva ley del turf no representa a toda la actividad”, ya que es “improvisado, carece de base científica y busca mantener el beneficio de algunos”. Por eso, APHARA se declara en “estado de alerta y movilización”.

En las próximas horas habrá una reunión de todos los actores en la sede porteña de APAHARA, donde se debatirán todas las posturas. Para la entidad, puntualmente, es un peligro que se busque igualar además a las agencias hípicas con casinos, bingos y agencias de quiniela, ya que habría una desventaja en el atractivo para los apostadores. Empleados por reunión, cuidadores, peones y vareadores completan el eslabón más débil.

Para Quiroga, consultado por este portal, “hay que unificar un criterio porque si no en la Legislatura se nos van a matar de risa”.  La otra cuestión a saldar es más de ‘clase’, entre los dueños y los que dependen más del sector de las ‘apuestas’, la parte que Vidal más quiere combatir por su idea de que genera ludopatía.

infocielo.com

Deja un comentario