Acusan al Jefe de Gabinete de Paraguay de beneficiarse con la concesión de apuestas deportivas

El senador Juan Carlos Galaverna aseguró que el Jefe del Gabinete Civil de la Presidencia, Juan Carlos López Moreira, es uno de los accionistas de la firma que opera con la denominación comercial de Apostala, en el rubro de las apuestas deportivas. La empresa fue beneficiada con una licitación para trabajar con la exclusividad del juego de azar.

Galaverna visitó el programa Algo Anda Mal (AAM), de Telefuturo, y habló sobre diferentes cuestiones de la coyuntura política actual.

El senador comenzó diciendo que Perla de Vázquez, en San Pedro, y Javier Zacarías Irún, en Alto Paraná, traicionaron al Partido Colorado en la campaña electoral y durante los comicios.

En el caso de la hoy diputada, apuntó que la operación se gestó por cuestiones menores, como nombramientos y participaciones en compras del Estado. En el caso del político esteño afirmó que se trata de maniobras más importantes.

Recordó que Zacarías Irún estuvo “a punto de quedarse con el terreno más valioso de la República”, propiedad de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

En el lugar, debería de haberse erigido un hotel casino de la marca Hard Rock Café. Corresponde a la zona primaria de la capital esteña, a escasa distancia del puente de la Amistad.

Caso Aposta

Citó también el “caso Apostala”, marca que fue beneficiada con la exclusividad de las operaciones en las apuestas deportivas. “Es una cuestión muy grande”, soltó sobre el negocio del juego de azar.

En varias ocasiones se vinculó al político esteño con la firma Daruma Sam, que fue adjudicada en un dudoso proceso, que incluso fue atacado por la Contraloría General de la República.

Sobre el punto, dijo que los pasos que se tomaron contaron con la bendición de Juan Carlos López Moreira. El Jefe del Gabinete Civil tiene “participación concreta en acciones”, mencionó.

Renuncia y firma

Javier Balbuena había renunciado a la titularidad de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), meses atrás.

En ese sentido acotó: “lo renunciaron porque recibió algunas advertencias”, ya que no quiso firmar el contrato con Daruma Sam. “Era la firma con Tacumbú, o la no firma sin Tacumbú”, soltó el legislador.

Luego de la renuncia de Balbuena, tomó el mando Óscar Ramón Portillo Martínez, un leal al político Basilio “Bachi” Núñez.

Portillo “ni saludó” al ingresar a la Conajzar y ya pidió el contrato para rubricarlo. Venía de conversar con López Moreira, aseguró.

Las apuestas deportivas facturan miles de millones al mes, según una planilla oficial del mes de setiembre del año pasado, las firmas que en ese momento operaban en el rubro facturaron más de G. 73 mil millones.

rdn.com.py

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.