Tras la decisión del Jockey Club, el programa de equinoterapia del Hipódromo cambia de sede

En el marco del convenio firmado entre el Jockey Club de Azul y Asociación Tandilense de Equinoterapia La Paloma para llevar a cabo el plan Unidos por una Buena Causa en el Hipódromo de Tandil; la comisión resolvió trasladar el programa de becas a su sede central en Ruta 226, kilómetro 162 luego de la decisión de la comisión del Jockey Club de Azul de entregar la administración de dicho Hipódromo.

Desde del 30 de marzo La Paloma-ATE absorberá el ciento por ciento de las becas comprometidas, permitiendo que los niños de la ONG Jano por Todos ( niños con tratamiento oncológico), el Hogar Los Peques (menores judicializados en vías de adopción) y otros chicos sin cobertura médica, continúen recibiendo la terapia y generando la contención de sus familias.

En el comunicado que propició la Asociación de Equinoterapia, se mostraron agradecidos con la comisión del Jockey Club de Azul por confiar en la institución para llevar a delante el programa que desarrollan. Además, invitaron tanto a la nueva administración del Hipódromo, como al sector empresarial o cualquier otro organismo que desee sumarse en el marco de su responsabilidad social empresarial, a continuar con el financiamiento del mismo.

“El programa tiene que continuar”

Son 20 los chicos que asisten al programa de becas de la Asociación Tandilense de Equinoterapia La Paloma y 20 también son las personas que se encuentran trabajando incansablemente en la misma para sostener el plan Unidos por una Buena Causa, y la mayoría lo hace ad honórem.

“La realidad es que para mantener la actividad, por las familias, decidimos trasladarnos a nuestra sede porque así nos resulta más llevadero, por una cuestión de costos”, detalló Mariana Galufa, miembro de la institución. También sostuvo que ahora quedan a la espera de una propuesta por parte de la nueva administración que aún no se sabe de quién será.

Como al Jockey Club de Azul y al Hipódromo de Tandil, a la Asociación también se le deben tres meses de subsidio, por eso es que apelan a diferentes búsquedas de recursos absorbiendo mientras tanto ellos mismos los gastos.

“Lo importante es que estas familias que reciben este programa, más allá de todo, lo puedan seguir haciendo, entonces asimilamos los costos como asociación. El programa tiene que continuar”, enfatizó. “Cuando depositen del Hipódromo se podrán solventar los gastos ocasionados de ahí para atrás”.

Galufa contó que cuentan con un departamento de Desarrollo Institucional mediante el cual buscan el aporte económico para solventar los diferentes programas. Si la intención de la gobernadora María Eugenia Vidal de quitar definitivamente el subsidio de los hipódromos se concreta, aseguró que no los puede tomar por sorpresa. “Tenemos que empezar a trabajar con tiempo en busca de esos fondos que necesitamos, no lo podemos dejar para último momento”.

eleco.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.