Se busca comprador para las cartas de Fournier

La longevidad de la compañía es casi atípica dadas las distintas coyunturas económicas y sociales que ha encadenado en su historia.

La reestructuración del gigante norteamericano Newell Brands va a afectar directamente a una de las firmas vascas más emblemáticas: Naipes Fournier. La empresa alavesa, que desde hace 150 años fabrica barajas para 75 países, forma parte del conglomerado de marcas que aglutina Newell Brands, que pretende desprenderse de buena parte de sus negocios debido a la caída de ventas.

La longevidad de Fournier es casi atípica dadas las distintas coyunturas económicas y sociales que ha encadenado en su historia. Durante más de 100 años fue la empresa familiar de referencia en Álava, hasta que la crisis de finales de los 70 obligó a los Alfaro Fournier a vender. El 90% de la compañía quedó entonces en manos de USPC (The United States Playing Card Company). El 10% de las acciones que siguieron en la familia pasaron después a Jarden Corporation, que compró las dos firmas en 2004.

En 2016, Jarden fue adquirida por Newell Brands, que ahora quiere vender al menos una decena de marcas. El hólding americano es propietario de más de 200 compañías de productos de consumo en varios países.

Casinos selectos

Tanto la dirección como el comité de empresa del fabricante vasco se muestran serenos ante este proceso, según la prensa local. Sería una vicisitud más en la larga historia de Fournier que, pese a los cambios, mantiene su nombre original. Naipes Fournier tiene una cuota del 90% del mercado nacional y del 35% del mercado mundial de naipes. Sus barajas se encuentran en selectos casinos de Europa, como Montecarlo o Londres, de Iberoamérica, Sudáfrica y Oriente Medio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.