¿Por qué las apuestas a la Superbowl han traído pérdidas a los operadores de Las Vegas?

Análisis especial de InfoPlay

El cada vez mayor peso de las proposition bets o apuestas paralelas, no ha dado esta vez buen resultado a los bookies de Las Vegas. Esto querrá decir que seguramente, en los próximos días iremos conociendo detalles sobre las pérdidas que han tenido que asumir algunos operadores de apuestas deportivas en internet debido a una Superbowl que tuvo un desenlace inesperado con la victoria de los Eagles ante los Patriots de Tom Brady.

El evento deportivo del año en Estados Unidos, la Superbowl tenía este año todos los ingredientes para superar todos los récords en audiencia, precio de los anuncios de TV y también en lo que a beneficios para los bookies se refiere. Sin embargo son varios los operadores legales de apuestas deportivas -especialmente en Las Vegas- los que ya han hecho públicos sus pésimos resultados en forma de pérdidas. Por otro lado ésto indica que los apostadores han ganado más de lo esperado…

Analicemos los aspectos más destacados en los que al segmento de las apuestas deportivas se refiere en esta Superbowl LII…

Las prop bets para la Superbowl: cada vez más “exóticas”

Los operadores de apuestas deportivas no han perdido la ocasión de llenar su oferta de apuestas para esta Superbowl con una enorme cantidad de prop bets. Estas “prop bets” o “proposition bets” son una especie de apuestas secundarias o paralelas que únicamente se ofrecen en partidos relevantes y que no están centradas totalmente en aspectos deportivos. Con ocasión de la Superbowl, estas prop bets suelen tener como principal argumento elementos externos tales como cuál será el primer anuncio después del Half Time Show, cuál será el resultado del lanzamiento de moneda que sirve para decidir qué equipo tiene la primera posesión en el partido, la duración de la interpretación del himno nacional -que este año corrió a cargo de Pink- o incluso de qué color será la biebida energética de la marca Gatorade en la que se suele “bañar” el entrenador del equipo ganador del partido nadamás finalizar el mismo…

Pero este año, estas apuestas han aumentado sobremanera por varios motivos. El principal fue el favoritismo de los New England Patriots que incentivaba a buscar otras apuestas que no fueran la de ganador del partido. Así que entre las apuestas más exóticas, los apostadores pudieron encontrar mercados como el de cuántas veces twittearia Donald Trump durante el partido o qué palabras usaría en sus mensajes.

Bovada, uno de los proveedores del software de gestión de muchos bookies presnciales de Las Vegas ha afirmado que este año, las prop bets se contaban en miles y que Donald Trump o Justin Timberlake -el cantante que estaba a cargo del show del medio tiempo- eran protagonistas de más de un centenar de ellas. Pero en la lista de estas curiosas apuestas también pudimos ver por ejemplo mercados como cuál sería el color de la sudadera del entrenador de los Patriots Bill Belichick o si la cantante Pink llevaría algun distintivo que la reconociera como fan de los Eagles.

El peso de los grandes nombres

Pero el principal problema para los operadores ha venido por las apuestas paralelas más relacionadas con el rendimiento de los jugadores y los equipos. Y es que New England Patriots y Philadelphia Eagles son dos equipos muy reconocidos en Estados Unidos y varios de los jugadores que participaban en esta Superbowl son auténticas estrellas en el país. Ésto ha provocado -lógicamente- que la mayoría de mercados en las que éstos jugadores estaban implicados hayan recibido un gran volumen de apuestas, pero lo que no es tan habitual y que finalmente es lo que ha llevado a estas pérdidas es que el desenlace de estos mercados fuera siempre el de “over” (más). Así por ejemplo, mercados tan seguidos como éstos…

– Total de Puntos del partido

– Total de puntos de los New England Patriots

– Total de puntos de los Philadelphia Eagles

– Total de TouchDowns en el partido

– Total de Yardas de pase del quarterback de los New England Patriots (Tom Brady)

– Total de Yardas de carrera del tight end de los New England Patriots (Rob Gronkowski)

Todos acabaron con el OVER (en definitiva que el equipo o el jugador) acabó haciendo mejor resultado de lo que se consideraba lo más probable. Y ésto ireemediablemente tiene consecuencias ya que es sabido que en general los apostadores tienden a apostar a favor de los “overs”.

Para entenderlo mejor, es como si en un Clásico Barça-Madrid, el partido acabara conun resultado de 4-4 con dos goles para Cristiano Ronaldo, dos para Messi, dos goles de Bale, dos para Suarez… Lo normal sería que la mayoría de apostadores hubieran apostado previamente a resultados como que Messi, Cristiano, Bale marcaban más de 0,5 goles o que el partido acababa con más de 3,5 goles…

Los grandes apostadores en las Vegas

Otro problema ha sido que en las últimas semanas, los bookies de Las Vegas han asumido grandes apuestas (superiores a 500.000$) y la mayoría de éstas han sido a favor de los Philadelphia Eagles, que siempre se han pagado entre las cuotas 2,55 y 2,85. Incluso el sábado -día previo al partido- se filtró a la prensa que un cliente apostó 3 millones de dólares a favor de la victoria de los Eagles en el MGM Resorts y que acto seguido acudió al la sala de apuestas de William Hill en el Wynn Las Vegas para apostar un millón más al equipo de Philadelphia.

El impacto de estas grandes apuestas es inmediato: el ganador recoje los beneficios. Algo que no sucede con apostadores más pequeños y que además lo hacen al equipo favorito….

Apenas 20 minutos después de la finalización del partido, el directos de la sala de apuestas del del Treasure Island en Las Vegas lo tenía muy claro: “Hubiera sido mucho mejor si no hubieramos permitido grandes apuestas ni prop bets en este partido. Los resultados han sido extremadamente negativos para nosotros. Los Eagles podían ganar, pero nadie imaginaba que lo hicieran coincidiendo con un partido tan rico en puntos y en el rendimiento individual de los jugadores…”

El mercado negro en un sector que no está regulado

Pero es precisamente en esta clase de eventos masivos, cuando la prohibición de las apuestas deportivas en Estados Unidos a nivel federal evidencian que una gran cantidad de dinero va a parar a manos del mercado negro y de los intermediarios ilegales. Se estima que el 97% del dinero apostado a la Superbowl ha sido gestionado por intermediarios ilegales, y hablamos de unos 4.550 millones de dólares…

De hecho en Las Vegas, los casinos han hecho público que el total de dinero apostado para este partido ha superado por primera vez el volumen de los 150 millones de dólares, batiendo los 138 de la Superbowl del año pasado.

Se espera que esta realidad pueda cambiar a lo largo de 2018 y que en la próxima Superbowl, el sector de las apuestas esté regulado en todo el país.

infoplay.info

Deja un comentario