Los Martínez llevan ante los Tribunales sus razones contra los Fondos que ahora controlan Codere

Con el telón de fondo de la posible fusión con Cirsa, los fundadores denuncian ante la justicia una administración desleal y un abuso del derecho en la adopción de decisiones

Ya no se omite el telón de fondo protagonizado por una posible fusión con Cirsa y la familia Martinez ha decidido trasladar a los Tribunales de Justicia sus razones contra los Fondos que actualmente controlan Codere…Los fundadores de la Multinacional han denunciado una administración desleal y un abuso del derecho en la adopción de decisiones…Igualmente, tal y como asegura el diario ” Expansión ” se están planteando llevar el caso hasta la CNMV por el comportamiento de los Consejeros independientes…Recomendamos la lectura de dicha información y el repaso a los dos artículos de nuestro Editor de Honor, que fue el primero en vincular el “golpe de estado ” en Codere con una “agenda oculta” que podría contemplar una futura fusión con Cirsa.

Los fundadores de Codere llevan a los tribunales su guerra con los fondos

La familia Martínez Sampedro presenta una demanda ante los juzgados mercantiles y se prepara para iniciar un arbitraje ante la Cámara Internacional de Comercio.

La familia Martínez Sampedro acaba de realizar su primer movimiento para recuperar el control de la empresa cotizada de juego Codere. Lo ha hecho apenas un mes después de que un grupo de fondos oportunistas capitaneados por Silver Point la desplazara de la dirección de la empresa fundada por José Antonio Martínez Sampedro y su padre en 1980.

Los abogados de la familia presentaron la semana pasada una demanda ante los juzgados de lo mercantil de Madrid contra el actual presidente de Codere, Norman Sorensen, y los consejeros que participaron en la toma de control de la empresa.

Administración desleal

Se les acusa de administración desleal y de abuso del derecho por obrar contra los intereses societarios, así como de incumplimientos de plazos y defectos de forma en la elaboración del orden del día del consejo de administración de finales de diciembre, posteriormente pospuesto a enero.

Fue en esa reunión en la que se materializó, con el apoyo de tres consejeros independientes, la retirada de las funciones ejecutivas del hasta por entonces presidente, José Antonio Martínez Sampedro, y del vicepresidente, su hermano Luis Javier.

Lo que persiguen los abogados con esta denuncia es la reversión de las decisiones adoptadas y, con ello, la reincorporación de los hermanos Martínez Sampedro a sus puestos ejecutivos.

Pese a quedar descabalgados de la dirección, siguen sentándose en el consejo de administración, en virtud de su 19,4% en el capital.

La demanda, que está pendiente de la asignación de juzgado y de su admisión a trámite, marca el inicio de las hostilidades en la batalla por la segunda mayor empresa de juego de España y la primera cotizada.

Será además un primer factor de incertidumbre para el proceso de consolidación acelerada al que puede verse sometido el sector.

Cirsa, el otro gigante nacional, se encuentra en venta, y uno de los mayores atractivos para su adquisición es la posibilidad de fusionarla con Codere. Esta circunstancia no ha pasado desapercibida para los abogados de los Martínez Sampedro, que en su demanda denuncian una “agenda oculta” de los consejeros de Codere, incluidos los independientes, para buscar una fusión.

Estos planes reciben en el entorno de los denunciantes el calificativo de boicot, ya que van en contra de los intereses de compañía.

Arbitraje

El segundo litigio entre los fundadores y los fondos firmantes del acuerdo de accionistas, entre ellos Silver Point, Abrams y Contrarian, tomará forma de arbitraje.

Los abogados de la familia activarán el proceso de forma inminente mediante la presentación de una denuncia ante la Cámara Internacional de Comercio.

Esta instancia arbitral es la contemplada en el propio pacto accionarial de abril de 2016 para dirimir las diferencias entre las partes.

Pese al carácter internacional del organismo y de los implicados en la disputa, el proceso se llevará a cabo en Madrid.

Como Codere es una empresa cotizada, sus antiguos gestores también estudian denunciar ante la CNMV lo que consideran un comportamiento irregular de los consejeros independientes que se alinearon con los fondos, propietarios del 75%, en el cambio de dirección.

De fondo, se encuentra el largo proceso de reestructuración y refinanciación de Codere desde que en 2013 se acogiera al preconcurso de acreedores. La travesía concluyó en 2014, con el conocido como Project Coin, que incluyó la firma del pacto parasocial entre la familia y los fondos.

El 97% del accionariado está representado en el pacto. En ese momento se elaboró el actual plan estratégico para el periodo 2016-2020.

azarplus.com / Expansión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.