La policía colombiana y Coljuegos intervienen 13 establecimientos de juego ilegal

El presidente de Coljuegos, Juan B. Pérez Hidalgo resaltó la acción de la Unidad Nacional de Intervención Policial y de Antiterrorismo de la Policía Nacional –UNIPOL,-que permitió, en una semana, realizar 13 operativos de control a las operaciones ilegales en Bogotá, Medellín, Cali y Doradal, que permitió retirar y decomisar 189 máquinas electrónicas tragamonedas con las que se evadía el pago de derechos de explotación por un valor superior a los $531 millones 557 mil al año.

“En este año seguimos uniendo esfuerzos de las diferentes autoridades nacionales, para contrarrestar las operaciones ilegales de los juegos de suerte y azar que hacen parte de la modalidad de juegos localizados (casinos, bingos, etc), las cuales representan el mayor recaudo por derechos de explotación. En Cali se realizó el operativo con mayores decomisos de elementos, 105 máquinas tragamonedas, que evadían el pago de derechos de explotación por un valor estimado anual de $295 millones 309 mil, fueron retiradas”, indicó el funcionario.

“En Medellín se intervinieron 4 establecimientos y se retiraron 26 máquinas tragamonedas que dejaban de tributar por derechos de explotación $73 millones 124 mil al año. En el caso de Bogotá, el operativo se realizó en el Barrio Santa Librada de la localidad de Usme, en el cual se decomisaron 25 máquinas tragamonedas que evadían un valor estimado anual de $70 millones”, añadió el funcionario.

Pérez Hidalgo de igual forma resaltó la acción de la Policía del municipio Puerto Triunfo, con quienes Coljuegos realizó un cuarto operativo en el corregimiento Doradal en el departamento de Antioquía, donde se intervinieron 3 establecimientos de juegos de suerte y azar, que operaban ilegalmente y en el que retiraron y decomisaron 33 máquinas electrónicas tragamonedas que dejaban de aportar a la salud de los colombianos $92 millones 811 mil.

El presidente de Coljuegos, Juan B. Pérez Hidalgo recordó que al operar juegos de suerte y azar sin la debida autorización, se incurre en un delito penalizable de acuerdo al código penal colombiano, e hizo un llamado a los operadores en el país, a ser aliados de la entidad en la lucha contra la ilegalidad.

“Aquel que ejerza la operación de elementos de juegos de suerte y azar de manera ilegal, está cometiendo un delito por el cual puede incurrir en penas de 6 a 8 años de prisión y quién opere una máquina tragamonedas sin los debidos permisos de Coljuegos tiene que pagar una multa de $62 millones 500 mil por cada máquina”, enfatizó Pérez Hidalgo.

Y agregó: “estimamos que en el país puede haber unas 40 mil máquinas tragamonedas ilegales. De acuerdo a nuestros contratos de concesión actualmente hay 88 mil legales. Los operadores son quienes nos pueden ayudar para conocer en qué lugares están operando de manera irregular y así realizar los operativos respectivos”.

Finalmente el presidente de Coljuegos, Juan B. Pérez Hidalgo, destacó que Colombia cuenta con casi la totalidad de la conexión en línea de los juegos localizados que se realizan a través de máquinas tragamonedas, lo que además permite identificar con mayor facilidad cuáles elementos en el país operan de manera ilegal.

“Actualmente el 99% de los operadores reportan a diario a Coljuegos cuánto es el pago de los premios, cuánto es lo que entra a cada máquina y cuánto es lo que sale. Por eso como Gobierno seguimos fortaleciendo las acciones para dar golpes contundentes contra la ilegalidad, contra las estructuras criminales organizadas que se están robando los recursos de la salud de las poblaciones más vulnerables del país. Una de nuestras misiones es para aumentar las rentas para la salud, producto del monopolio de suerte y azar y así lo estamos haciendo”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.