Daniel Angelici, ausente de la licitación de bingos que lanzó Vidal

El binguero Daniel Angelici no se presentará a la licitación que lanzó la gobernadora María Eugenia Vidal para la contratación de un servicio integral para 3860 máquinas tragamonedas que funcionan en siete casinos de la provincia.

Angelici aseguró que él “no se involucra más en el sector”.

El presidente de Boca Juniors es socio accionario de Bingo Ramallo SA, World Games SA -que controla un bingo en Pergamino- y Desarrollos Maipú SA, con un casino en Mendoza.

Fuentes de la gobernación de la provincia dijeron a este medio, días atrás, que no creían razonable que se presentara Angelici por “pertenecer a otro rubro”.

Sin embargo, los términos legales del proceso licitatorio no impiden que se presenten bingueros, y por eso no se descartaba su participación.

El presidente de Boca Juniors aseguró desconocer quiénes forman parte del pool de bingueros que podrían presentarse al proceso licitatorio. “Estoy alejado del sector y de la Cámara [Argentina de Salas Bingos y Anexos], hace 6 años que no participo”, aclaró.

“No me involucro más en el tema juego, por eso renuncié a ser parte del directorio”, explicó.

A fines de 2017, sin embargo, Angelici fue favorecido por un fallo que exime a sus bingos de pagar el aumento del impuesto a las ganancias [del 31% al 41,5%], por una medida cautelar del juez Enrique Lavié Pico.

La diputada de Cambiemos Elisa Carrió, quien ya denunció a Angelici en la Justicia por tráfico de influencias, acusó al juez Lavié Pico por presunto mal desempeño, y pidió su destitución y juicio político.

Consultado por la medida cautelar del juez en relación con sus vínculos con jueces y fiscales, Angelici dijo: “Aunque nadie crea no me metí en el tema”.

Tras el fallo, la AFIP apeló la medida cautelar del juez Lavié Pico.

Ahora, con el desplazamiento de su cuñado, Sergio Maguiña, de la AFIP, Daniel Angelici tiene otro frente abierto con el titular del organismo recaudador, Alberto Abad.

El llamado a licitación por 20 años de las máquinas de siete salas (Casino del Mar, Casino Central, Casino Hotel del Bosque, Casino Miramar, Casino Monte Hermoso, Casino Tandil y Trilenium) se formalizó por decreto a fines de enero y la intención es que el proceso licitatorio se complete a mediados de mayo.

La decisión de licitar la contratación del servicio integral de las máquinas tragamonedas está en sintonía con la consigna de la gobernadora Vidal de controlar la oferta de juego en el territorio bonaerense.

A fines de 2017, la gobernadora anunció el cierre de tres casinos (Necochea, Valeria del Mar y Mar de Ajó) y de un bingo en Temperley. De esa forma, la oferta del juego en la provincia se verá levemente disminuida, ya que quedarán en funcionamiento nueve casinos y 45 bingos.

Por: Candela Ini para lanacion.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.