El sindicato UTTA fija su posición

En relación a los recientes sucesos de público conocimiento que motivaron a la suspensión de la actividad en el hipódromo de San Isidro el viernes 5 y el miércoles 10, y que en forma posterior generaran la conformación de una supuesta “unión de todos los sectores” de la industria hípica, nuestra institución se manifiesta de la siguiente manera: La mesa de trabajo que dicen que quedó conformada con fecha 9/1/2018 no representa los intereses de la actividad del turf en su totalidad, sino a un grupo reducido de profesionales autónomos del sector. No buscan proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras de nuestra industria, sino meros intereses individuales y localizados solamente en la zona norte de la provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

Ninguno de sus participantes ha tenido consideración ni manifestado las preocupaciones ni la agenda de prioridades de los trabajadores, trabajadoras, hipódromos, jockey clubes y demás instituciones de la industria hípica del interior de nuestro país. Ni siquiera los de la totalidad de la provincia de Buenos Aires.

Centenares de ellos, en cada uno de sus profesiones y oficios, están involucrados directamente cada semana de los programas de Palermo, San Isidro y La Plata. Los trabajadores de la industria hípica no son trabajadores rurales. Es otro grueso error de los que dicen representarlos, y manifiestan una supuesta preocupación por la actividad hípica, desconociendo sus particularidades y especificidades.

Como se sabe, los trabajadores y trabajadoras de la industria hípica son representados por esta Unión de Trabajadores del Turf y Afines, tal como lo establece su personería gremial, en todo el ámbito del territorio argentino.

diariolaopinion.com.ar/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.