El rostro de la Economía Social

Durante el año pasado, el IAFAS transfirió $ 47.000.000 para programas de la Economía Social, aportes que posibilitaron créditos y compras de herramientas y materia prima para miles de emprendedores. Las transferencias del IAFAS, en 2017, ascendieron a $ 452.413.899,53.

Por ley, el IAFAS transfiere el 100% de sus utilidades a distintas áreas del Gobierno entrerriano para la ejecución de diversas líneas de acción social.

Durante 2017 se realizaron transferencias por $ 452.413.899,53 a Deportes, Seguridad, Salud, Caja de Jubilaciones -para Amas de Casa-,Tesorería y Ministerio de Desarrollo Social. Para éste último se vehiculiza el 10% de las utilidades, porcentaje que se destina al financiamiento de programas de la Economía Social; es decir, para acompañar a los emprendedores que requieren un microcrédito, una herramienta o materia prima para hacer realidad su proyecto.

Así, durante el año pasado, el IAFAS aportó $ 47.000.000 para la Economía Social, los cuales se distribuyeron ?junto a fondos provenientes de rentas generales- entre miles de emprendedores? el verdadero rostro de la Economía Social.

Según el detalle informado por la Secretaría de Economía Social, en  2017 se ejecutaron los siguientes programas:

1) Microcréditos: Los microcréditos otorgan financiamiento escalonados para emprendedores, con garantía solidaria buscando que los sectores vulnerables puedan acceder al crédito para posibilitar la generación de autoempleo mediante proyectos productivos, de comercialización o de servicios.

A lo largo del año 2017 se invirtieron en esta política pública $ 3.903.757 para 904 emprendedores de diferentes localidades entrerrianas.

2) Crédito joven: Línea crediticia destinada a todos los jóvenes egresados entrerrianos para financiar la adquisición de las herramientas, máquinas, mobiliarios y/o la contratación de los servicios que posibiliten emprender sus actividades profesionales. En el año 2017 se invirtieron en esta política pública un monto de $ 965.600 alcanzando a 39 jóvenes técnicos y profesionales.

3) Financiamiento para cooperativas y grupos asociativos: Esta línea de créditos está orientada a Cooperativas de Trabajo y/o Grupos de Gestión Asociada, para financiar hasta un 80% la adquisición de los insumos o materias primas. En el transcurso del año 2017 se invirtieron en esta línea de pre-financiamiento $ 3.320.500, alcanzando a 85 miembros de cooperativas.

4) Crecer: Este programa está dirigido jóvenes de 18 a 35 años que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y que no tengan empleo formal; tiene una duración de cuatro meses  en donde se contempla el dictado de capacitaciones y de talleres para la definición de proyectos productivos. Durante el año 2017 se invirtieron $ 20.720.000, alcanzando a 1.400 jóvenes.

5) Cuidadores de la casa común: Este programa promueve el proceso de inserción socio-laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad, brindando capacitación, acompañamiento y contención para la realización de proyectos laborales sustentables. Durante el año 2017 se invirtieron en este programa $ 3.596.000, participando del mismo 100 jóvenes de las localidades de Paraná, Villaguay, Cerrito, Santa Elena, Concordia y Gualeguaychú y Concordia.

6) Incorporación de tecnología: Esta línea de trabajo busca mejorar las condiciones de producción de los emprendimientos de la Economía Social a partir de la dotación de las herramientas. Durante el año 2017 se invirtieron $ 7.062.939 que se distribuyeron entre 492 emprendedores.

7) Ferias de la Economía Social: Esta línea de acción busca desarrollar y fortalecer espacios de comercialización. Esta línea de acción tuvo una inversión, a lo largo del año 2017, de $ 452.040, fomentando las oportunidades comerciales de 240 emprendedores de distintas localidades de la provincia de Entre Ríos.

8) A esto debe sumarse la actividad desarrollada a través de la Dirección de Hábitat Popular de la Subsecretaría de Políticas Sociales, donde se ejecuta el programa Cobijar.

Esta política articula dos políticas del Estado provincial: por un lado, brinda una respuesta directa a las personas en situación de pobreza para ayudarlas a sobrellevar el invierno, mediante la distribución de frazadas de alta calidad; y por otro, apunta al fortalecimiento de los emprendedores del sector textil fomentando su inserción en el mercado a través de la producción de estas frazadas en el marco de talleres o cooperativas. El Programa Cobijar implicó una inversión pública de $ 7 millones durante el año 2017.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.