Nuevo aplazamiento del proyecto que regula el juego en Brasil

Se aplazó esta semana, en la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía del Parlamento Brasileño, la votación de la ley que prevé la regulación de los juegos de azar y la reapertura de los casinos en el país.

Se han propuesto nuevas enmiendas, lo que generó un dictamen actualizado presentado el miércoles.

Se incluyen en esta propuesta las modalidades de juego del Bicho, video-bingos y videojuegos, bingos, casinos de juego en complejo integrado de ocio, apuestas deportivas y no deportivas y juegos online.

El Proyecto de Ley, promovido por senador Ciro Nogueira, contempla también los requisitos que deber cumplir las empresas que quiera explotar dichos juegos.

Una de las enmiendas sugeridas, del Senador Reguffe, establece la división de recursos obtenidos por esos medios. De acuerdo con esa propuesta, se destinará el 40% de la recaudación para la Salud Pública; 30% para la Educación Pública Básica; y un 30% para la Seguridad Pública.

Hay otra enmienda que requiere salas de bingo para mantener servicios de bar, restaurante y actividades culturales y artísticas, actividades deben emplear al menos el 50% de la mano de obra de los artistas locales; y una que sugiere que los casinos estén en área desarrollada, y tiene que construir otro casino en una área menos desarrollada.

De acuerdo con el texto, corresponderá a un órgano del Poder Ejecutivo Federal la regulación, control y supervisión de los casinos, y la persona jurídica interesada en la apertura de casinos cumplir varios requisitos y hacer un registro previo ante el órgano mencionado. La autorización tendrá una validez de 20 años.

Entre las condiciones a cumplir, las empresas deben, por ejemplo, estar constituidas bajo las leyes brasileñas, con sede y administración en el país, tener capacidad económica y financiera, tener la homologación técnica y estar al corriente de sus obligaciones fiscales. Todas las empresas deben estar dentro de la Ley de blanqueo de capitales, lo que obligará a registrar a los clientes y las operaciones, e informar al Consejo de Control de Actividades Financieras (COAFI). El incumplimiento genera sanciones y multas.

El autor del Proyecto de Ley argumenta que entre los 193 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el 75% de ellos el juego es legal, “es decir, Brasil pertenece al 25% que aún no ha legalizado la actividad“, dice el informe. El autor también dice que la prohibición de la modalidad configura una forma de “interferir en las elecciones personales de cada individuo“.

infomoney.com.br

Deja un comentario