Los operadores sin licencia “siguen facturando” en Portugal

Un informe encargado por la Remote Gambling Association (RGA) y realizado por Eurogroup Consulting en Portugal muestra, con preocupción, cómo desde la introducción del nuevo mercado regulado en 2015, un 68% de los portugueses seguiría utilizando la oferta de juego ilegal en internet.

Sabemos que el mercado regulado portugués ha tenido siempre en el punto de mira a los operadores sin licencia que seguían ofreciendo contenido en el idioma del país y en inglés. Y es que por la estrecha relación con la cultura británica y por el enorme atractivo turístico de zonas como Lisboa, Estoril o el Algarve, desde siempre el sector ha visto cómo la oferta de juego no regulada ha seguido siendo relevante a pesar de los intentos de evitar la proliferación de portales no autorizados.

Sin embargo, según muestra este estudio realizado por la consultora Eurogroup Consulting a petición de la Remote Gaming Association, parece que este país del sur de Europa sigue contando con una alta permisibilidad que no impide que jugadores nacionales se registren y participen de la oferta ilegal de portales de juego “.com”.

Las primeras licencias de juegos de azar online en Portugal se emitieron en 2016 y a pesar de no haber contado con un gran éxito entre los operadores internacionales -que consideraron al mercado portugués como no prioritario debido en gran medida a las enormes exigencias de su sistema impositivo- parecía se habían reducido drásticamente los números de usuarios registrados en páginas ilegales. Pero según lo que vemos en este informe, paece que Portugal no ha logrado purgar el mercado local de la oferta no regulada y hasta un 38% de los portugueses que juegan online habrían estado jugando en páginas web de operadores sin licencia, además de un 30% adicional que habrían afirmado que están jugando en páginas web con y sin licencia indistintamente.

Los encuestados señalaron que prefieren apostar en páginas web sin licencia antes que apostar en páginas con licencia principalmente por las mejores cuotas en los productos de apuestas deportivas, algo que sucede frecuentemente en jurisdicciones donde los operadores locales se ven obligados a repercutir en las cuotas las enormes cargas impositivas que tienen que desembolsar en el país. Y es que recordemos que a diferencia de loque sucede en otros países, además del coste de las licencias y de los impuestos derivados de los ingresos brutos, los operadors portugueses también estarían sujetos a impuestos sobre la facturación. .

La RGA, con ocasión de la publicación de este estudio, ha solicitado una revisión inmediata de las leyes de juego de Portugal, para intentar mejorar este aspecto aunque los legisladores portugueses han insistido que no está prevista ninguna revisión hasta como mínimo dos años después de que se emitiera la primera licencia de juego online (mayo de 2016) por lo que aún quedarían casi 6 meses para que esta revisión pudiera hacerse efectiva.

Deja un comentario