Hipódromo Panameño invierte en tecnología para agencias de apuestas

El aporte del Estado de $4 millones anuales al fondo de premios se mantiene por ser una ley, aunque la idea de mover el hipódromo a otro sitio, por lo valioso de sus tierras, sigue latente.

La puesta en práctica de apuestas deportivas en todas las agencias hípicas del país y poner sobre la mesa de la discusión el traslado del Hipódromo Presidente Remón, figuran entre los retos que se le plantean a la empresa Hípica de Panamá S. A. durante su nuevo periodo de 20 años al frente la administración del único Hipódromo del país, tras alcanzar un acuerdo con el Estado.

Como primer paso se proyecta hacer cambios en el canal de televisión que proyecta las carreras en vivo, mientras que a las agencias de apuestas se les harán nuevas inversiones tecnológicas, así como en sus instalaciones para adecuarlas al nuevo negocio de la empresa: Apuestas deportivas.

Lucas Alemán, director general de Codere Panamá, informó a Panamá América que, aunque se pretende hacer algunas inversiones dentro de estructura del edificio principal del Hipódromo Presidente Remón y demás áreas, la realidad fáctica es que “el negocio está en las agencias de apuestas”

Según los números que maneja Hípica de Panamá S.A., el 85% de las apuestas que se hacen sobre las carreras locales se dan en las agencias hípicas, mientras que en los eventos vía satélite (simulcasting) la relación de 90% -10%.

Ante esta realidad, explica Alemán, se invertirá en tecnología HD para el canal que transmite las carreras, con lo que se espera mejorar señal en las agencias en “donde verdaderamente está el dinero que mantiene el espectáculo de las carreras andando”.

Junto a las mejoras técnicas se planean poner espacios para la recepción de apuestas deportivas en todas las agencias del país, lo cual deberá contribuir directamente a los premios de las carreras de caballos y dar una mejor oferta al cliente. Actualmente están activas 50 agencias y la idea es expandirlas a 60.

“Nosotros haríamos la inversión de las licencias y los equipos y se les daría una participación de las ganancias”, aseguró Alemán.

Mencionó que es muy posible que se negocie con los dueños de las agencias para que obtengan ingresos del nuevo negocio.

Según el ejecutivo, la empresa Hípica de Panamá S. A. (HPSA), mediante la cual el grupo Codere de capital español, administra el único hipódromo panameño, además de pagar 2.5 millones para concretar la renovación del contrato, tuvo que devolverle al Estado 15 hectáreas del globo de terreno de 72 sobre el cual está asentado el coliseo hípico y que tienen un valor en el mercado superior a los 200 millones de dólares, según el Ministerio de Economía y Finanzas (Mef).

Hay que destacar que estas 15 hectáreas colindan con el complejo de San María Gulf Club cuyos terrenos están valorados entre $1,350 y $1,700 el metro cuadrado, siempre según el Mef. Hace una semana se giró el memorándum en el que se concretó esta transacción.

Al ceder estas tierras el hipódromo deberá ser más eficiente en la recolección de los desechos de los animales y del área de establos, así como tercerizar el servicio de limpieza, cuyos costo será a cargo de Hípica de Panamá S. A.

Los números

Además de las 15 hectáreas para obtener un segundo contrato, Codere tuvo que pagar 2.5 millones de dólares, De estos, $1.5 millones son para operar el hipódromo; 500 mil dólares por una sala de máquinas y otro medio millón que debe cancelarse tan pronto salgan las licencias para las apuestas deportivas, detalló Lucas Alemán.

Además de administrar el hipódromo, como compromiso para mantener otros negocios con el Estado, Codere se comprometió a realizar un mínimo de 24 carreras locales por semana y a darle mantenimiento a la infraestructura del hipódromo.

Proyección

En los próximos cinco años Hípica de Panamá S. A. proyecta un crecimiento de las apuestas de un 2% anual. La empresa reconoce que existe una gran lucha en el mercado en donde sus competidores controlan más del 65% de los juegos de azar y eso hace que le cueste  al hipódromo más para crecer. De allí la importancia de desarrollar las apuestas deportivas “para que todos ganen un poco más”, argumenta Alemán.

Para ello, lo primero es invertir en el canal de televisión y las agencias con un mejor servicio, mientras que en el hipódromo se harán cambios más cosméticos en las facilidades para los clientes, los establos y mobiliarios en algunos salones, como el Lo anterior tiene su lógica, insiste el ejecutivo, en el hecho de que el negocio está afuera del hipódromo. Añadió que hay un problema de infraestructura, el cual deberá resolverse de la mejor manera para todos.

Mover el hipódromo

Hay un problema de infraestructura, por lo que “nosotros como Codere consideramos que debemos abrir una negociación para una posible mudanza del hipódromo para que el Estado, con lo que pueda sacar por la venta de las tierras, pueda construir un nuevo hipódromo”, adelanta Alemán. No obstante, reconoce, que a los dueños de caballos no les gusta la idea porque el hipódromo ya no quedaría en un lugar céntrico.

La otra posibilidad es conversar con un desarrollador turístico para poner en práctica un desarrollo parecido al hipódromo de Gulfstream en La Florida. Sin embargo, Codere reconoce que hay un problema con eso, debido a que al ser la concesión de solo 20 años, es muy posible que nadie quiera desarrollar esas tierras con tan poco tiempo para ver el retorno de su inversión.

“Hay que sentarse con el Estado y ver las diferentes opciones, para ver qué es lo que más conviene. Yo pienso que hay que achicar las gradas; el panameño no va a los espectáculos. Tampoco el panameño es de llenar estadios, eso se ve en la mayoría de los deportes del país, salvo espectáculos muy puntuales”, sostiene Alemán quien también estuvo ligado al fútbol profesional del país como inversionista.

“No queremos hacer una inversión millonaria en el hipódromo cuando el negocio está en las agencias. Vamos a mejorar la infraestructura que está y vamos a abrir la discusión sobre si se mueve o no el hipódromo a un lugar nuevo y en donde sea más eficiente”.

Pilares

Según el ejecutivo de Codere Panamá, la gestión de la empresa se basará en tres pilares: Transparencia, inversión en infraestructura y responsabilidad social.

En el reglón de transparencia la pieza angular será el Laboratorio de Análisis de Drogas (LAD), al cual se inyectarán los recursos necesarios para que sea controlado, con base a lo que dice la ley, por la Junta de Control de Juegos. En infraestructura se apostará fuertemente por el canal de televisión del hipódromo, cuya restructuración comenzará a finales de enero; mientras que en el área de responsabilidad social una pieza clave será el “Centro vocacional para la formación de jinetes Laffit Pincay Jr.” como el motor de superación de los jinetes panameños, la cual los ha consolidado como sujetos útiles para la exportación de talento y la reversión de divisas al país.

¿Codere llegará hasta el final?

En cuanto a la garantía de que el grupo Codere se mantenga al frente del hipódromo durante los 20 años pactados, el alto ejecutivo explicó que la empresa maneja cuatro hipódromos en todo el continente americano y al tener dinero en más de 12 casinos en Panamá, representa una inversión grande, por lo que es poco probable que abandone “con los millones de dólares que hay invertidos en los casinos y en el hipódromo”.

panamaamerica.com.pa

Deja un comentario