Fuerte golpe al juego clandestino en Santa Fe

En uno de los procedimientos efectuados en el macrocentro de Rosario se desbarató el “centro de distribución” de la banda.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, realizó un fuerte golpe al juego clandestino en la provincia de Santa Fe, donde se detuvo a 17 personas en 31 allanamientos. En el megaoperativo desplegado el viernes por la Gendarmería Nacional Argentina, también se incautaron máquinas tragamonedas, mesas de ruleta y póquer, vehículos, dinero y computadoras. En uno de los procedimientos efectuados en el macrocentro de Rosario se desbarató el “centro de distribución” de la banda.

“Después de un año de investigación y gracias a un excelente trabajo de la Gendarmería Nacional, concretamos una gran cantidad de allanamientos que posibilitaron la desarticulación de esta red de juego clandestino”, sostuvo la ministra Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad de la Nación, que encabeza Eugenio Burzaco.

Los miembros de la fuerza federal- conducida por el comandante general Gerardo Otero- lograron detectar 3 casinos clandestinos, a través de las tareas investigativas desarrolladas por el transcurso de un año.

Los allanamientos, por su parte, fueron llevados a cabo en inmuebles ubicados en las ciudades de Rosario, Cañada de Gómez, Armstrong, Las Rosas y Villa Constitución.

Uno de los allanamiento se realizó en una casa de Rosario, en Zeballos al 4600, punto considerado como un “centro de distribución” clave de la banda desbaratada.

Franco Carbone, de la Fiscalía de Villa Constitución, que lleva adelante la investigación, consideró a ese punto como “la base de operaciones” de la banda y dijo que en otras localidades había puestos que “funcionaban bajo la fachada de kioscos o cíber, pero que tenían salas de juego de azar no permitidas” por la legislación.

Carbone estimó que cada punto no tenía una recaudación de dinero importante, pero todo el grupo movía “muchísima cantidad” de billetes.

Como resultado del procedimiento, los efectivos de la Gendarmería secuestraron 11 mesas de ruleta electrónica, 4 mesas de póquer, 3 máquinas tragamonedas y más de 1.700.000 pesos.

Además, decomisaron vehículos, armas, 275 computadoras, 26 celulares y demás documentación de interés para la investigación.

Trascendió que la investigación comenzó los primeros días de febrero y luego fue avanzando hasta esta semana.

lacapital.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.