Batalla para legalizar las apuestas deportivas en Estados Unidos

Los estadounidenses inventaron las máquinas tragamonedas y los casinos gigantes, pero las apuestas deportivas están prohibidas en 46 de sus 50 estados: la Corte Suprema examinó el lunes la posible abolición de esa norma, un mercado de decenas de miles de millones de dólares.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, un republicano muy activo en la campaña electoral de Donald Trump, hace años que busca organizar este tipo de apuestas en su estado, sede de Atlantic City, la ciudad del juego de la costa este del país.

Pero los tribunales le infligieron reveses sistemáticos, basándose en una ley de 1992 que prohíbe las apuestas en deportes profesionales o universitarios, excepto en cuatro estados donde ya existían: Nevada, Delaware, Montana y Oregon.

El Congreso aprobó esta legislación en el entendido de que las apuestas amenazarían la integridad de los eventos deportivos.

elnuevoherald.com

Deja un comentario