Antes de fin de año, la Conajzar adjudicará apuestas deportivas

La Conajzar planea adjudicar la multimillonaria explotación de las apuestas deportivas en todo el país, antes de fin de año. Lo confirmó el titular del ente, Javier Balbuena, quien indicó que esta actividad debe rendir al Estado paraguayo un mínimo de G. 800 millones por mes. Fuentes señalan que el proceso se habría amañado para favorecer a la empresa Daruma SAM.

Javier Balbuena, presidente de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), confirmó que entre esta semana y la próxima, el consejo de la entidad debe resolver cuál de las dos empresas que se presentaron a la licitación para explotar las apuestas deportivas será adjudicada. Luego de que 18 firmas hayan comprado el pliego de bases y condiciones (cada pliego costó G. 25 millones) y en medio de denuncias de supuestas anomalías, compiten por este negocio, Jockey Club del Paraguay y Daruma Sam SA.

Ante la existencia de tres denuncias que indicaban que el pliego de bases y condiciones se habría elaborado con intención de favorecer a una de las participantes y que todo el proceso estaría amañado, la Contraloría había dispuesto que se suspenda la licitación 4/2017, pero la apertura de sobres fue igualmente realizada el 22 de noviembre pasado.

Con la adjudicación de las apuestas deportivas, según Balbuena, el Estado paraguayo recaudaría mensualmente un mínimo de G. 800 millones por mes, aunque dijo que las proyecciones indican que para mediados del año que viene, la cifra podría trepar fácilmente a los G. 3.000 millones mensuales.

Se trata de un negocio que, según había dicho el propio Balbuena, generaría unos 2 millones de dólares mensuales a la empresa concesionada, aunque él mismo adujo que a esto había que restarle los premios a pagarse y el canon al Estado. Tras denunciar que la licitación estaría direccionada para beneficiar a una sola firma, abogados de YEM, una de las que compró el pliego y que no se presentó, interpusieron un recurso de amparo ante la Justicia y anunciaron que acudirán al Tribunal de Cuentas pidiendo la nulidad de todo el proceso.

El procurador jurídico de Conajzar, Bladismir Arce, integra la mesa que estudió las ofertas presentadas. Su familia alquila un salón para el funcionamiento de Apostala, marca con la cual opera Daruma Sam SA, considerada la “favorita” para ganar esta licitación. Además de este nexo, políticos cercanos al presidente de la República estarían “apadrinando” a la firma. Tal sería el caso del ministro Juan Carlos López Moreira, el precandidato a senador cartista Javier Zacarías Irún y su hermano, el gobernador de Alto Paraná, Justo Zacarías, que integra el consejo de Conajzar.

Con todo, la licitación sigue su curso. Balbuena dijo que la definición de este expediente depende solamente de una sesión en la que el consejo de Conajzar debe tomar la decisión de elegir a la ganadora, ya que el trámite previo, que es la verificación de los documentos, ya concluyó.

Hoy, las apuestas deportivas están siendo explotadas bajo un régimen temporal por varias empresas. Las firmas YEM y Daruma sostienen un pleito judicial por la explotación de este juego bajo el nombre de Apostala. La firma TDP explota la Quiniela y entre sus directivos está Diego Ricardo Wasmosy Carrasco, hijo del expresidente Juan Carlos Wasmosy. El Jockey explota actualmente el hipódromo. SES explota un casino, mientras que Gambling está a cargo del Telebingo. YEM también explota el juego del bingo y Euro Golden SRL, el Texas Holdem Poker.

Las empresas Juegos Deportivos del Paraguay y LAGG Paraguay están ligadas a conocidos políticos y empresarios. Ambas funcionan en un dúplex alquilado por Emilio Augusto Cubas Gusinky, en Ciudad del Vaticano 280 en Asunción. Están presididas por Óscar Morel Salomón, un hombre de confianza de Cubas.

Cubas es consejero de Yacyretá y compadre de Zacarías Irún, hombre fuerte de Ciudad del Este. Casualmente, Óscar Morel maneja un vehículo Suzuki que hasta hace poco tiempo estaba a nombre de Zacarías.

Juego controlado

La empresa que resulte adjudicada con las apuestas deportivas tiene la obligación, según explicó Javier Balbuena, de montar un sistema que sea auditable por Conajzar en tiempo real. Dijo que la institución podrá dar un seguimiento a la recaudación bruta a través de un sistema informático que, a su vez, debe tener una garantía del proveedor.

Contó que en esta oportunidad el Estado cobrará un canon sobre las utilidades del negocio, por lo que el monto podría aumentar cuando los volúmenes de ingresos de la firma también se vayan incrementando.

abc.com.py

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.