Conajzar continúa licitación pese a denuncias de irregularidades

Una de las más multimillonarias licitaciones de Conajzar en el rubro de apuestas deportivas, con serias denuncias de irregularidades, seguiría hoy su curso pese a que la Contraloría General había recomendado la suspensión del proceso. El presidente del ente, Javier Balbuena, hizo caso omiso a la misma y hoy se abren los sobres con ofertas.

Según representantes de la empresa YEM SA, se pretendería beneficiar a una firma “amiga”. Ellos presentaron un recurso de amparo y anuncian que recurrirán al Tribunal de Cuentas.

Para hoy a las 10:00 se prevé la apertura de sobres en la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), en el marco de la licitación 4/2017, para la concesión de la explotación de apuestas deportivas en todo el país. Diez empresas explotan esta actividad en forma experimental desde el 2014 y con este proceso debería concederse esta posibilidad a una sola firma, según los abogados de YEM.

En octubre habían comprado el pliego de bases y condiciones las firmas Jockey Club del Paraguay, Crown Gaming Paraguay SA, TDP SA, Crown On Line Paraguay SA, Daruma SAM SA, YEM SA, Enfield SA, Cadifur SA, Corredor Empresarial SA, Personal Belongins Limited, ES SA, Gambling SA, Consorcio Paraguay Apuesta, Entretenimientos del Sur SA, Rush Street Interactive, Montego Trading SA, LAGG Paraguay y Juegos Deportivos del Paraguay.

Varias de ellas tienen vínculos con políticos y con el entorno del Presidente Horacio Cartes. TDP SA, por ejemplo, pertenece a Diego Wasmosy, hijo del expresidente Juan Carlos Wasmosy, mientras LAGG Paraguay y Juegos Deportivos del Paraguay serían cercanas al consejero de Yacyretá Emilio “Tiky” Cubas y al precandidato cartista a senador Javier Zacarías Irún.

Contraloría ordenó parar

Ante sospechas de que la licitación contendría irregularidades, la Contraloría General decidió, el pasado 10 de noviembre, hacer una verificación documental in situ de todo el proceso y recomendó “la inmediata suspensión del proceso de contratación en curso”. Sin embargo, en una nota remitida a esa institución el 15 de noviembre, el titular Conajzar comunicó que se facilitará el espacio físico y la documentación para el estudio, pero la licitación continuará.

Recurso de amparo

Al mismo tiempo, YEM SA presentó un recurso de amparo contra Conajzar, pidiendo de urgencia la suspensión de la apertura de sobres prevista para hoy. El juez de Garantías de Turno, Miguel Tadeo Fernández, dio trámite al amparo, pero no suspendió el proceso.

El abogado de YEM, Julio Godoy, sostuvo que en el pliego de bases y condiciones encontraron que los oferentes debían demostrar un patrimonio neto de G. 15.000 millones con balances del último ejercicio fiscal, o sea, del 2016, mientras que para empresas de reciente formación este requerimiento podía ser cumplido con el balance de apertura. Ante esta situación, que consideraban injusta, los abogados de YEM consultaron a Conajzar, y el 14 de noviembre la entidad emitió la adenda 1, que les permitía justificar los G. 15.000 millones por medio de un balance general provisorio. Pero luego, el mismo día, emitió la adenda 2, dejando sin efecto la primera y retornando a la exigencia original.

Más acciones

“Hay vicios de nulidad en el proceso licitatorio y nosotros, una vez agotadas las demás instancias, vamos a recurrir al Tribunal de Cuentas pidiendo la nulidad de todo el proceso. Hay interés de monopolizar las apuestas deportivas. Hay un manifiesto interés en beneficiar a un oferente en particular. En un solo día, Conajzar emitió una adenda que nos permitía participar como empresa antigua que somos, y después nos sacó de nuevo esa posibilidad, violando el principio de retroactividad de las leyes”, señaló Godoy.

El abogado dijo que las adendas se emitieron al filo del plazo establecido para las consultas y reclamos previos a la apertura de sobres.

“Se busca crear el monopolio en beneficio de una empresa en particular en un rubro en el que hoy día hay diez permisionarios que trabajan de manera pacífica, sin problemas”, añadió Godoy.

Un negocio multimillonario

Las apuestas deportivas son un multimillonario negocio en el país, que según fuentes vinculadas al sector puede mover unos US$ 2,5 millones al mes, lo que significa que si hay un contrato por 5 años, como se prevé, estamos hablando de unos US$ 150 millones. Los permisionarios pagan hoy al Estado un canon mensual del 4% calculado sobre ingreso bruto menos premios abonados. Ahora se pagaría 8%.

Actualmente, las empresas con permiso provisional para su explotación son: Daruma Sam SA, Jockey Club del Paraguay, Euro Golden SRL, Wesco SRL, Ampar SA, Montego Trading SA, Hold Winth Corporation SA, TDP SA y Enfield SA.

abc.com.py

Deja un comentario