Sun Dreams y Enjoy en carrera por casino de Viña del Mar

La plaza es la segunda del país por ventas, acumulando a agosto ingresos brutos por US$ 58,9 millones.

Los dos principales operadores de casinos del país, Sun Dreams y Enjoy -ligados a las familias Fischer y Martínez, respectivamente-, presentaron hoy sus ofertas técnicas y económicas para obtener la licencia de operación del casino de Viña de Mar, una de las plazas más cotizadas del país.

Sun Dreams habría presentado dos proyectos mediante dos sociedades, mientras que Enjoy, el actual operador, presentó una. El casino registra ingresos brutos por US$ 58,9 millones a agosto de este año, sólo superado por Sun Monticello, que acumula US$ 75,7 millones en dicho período.

“Esta era una plaza particularmente atractiva (…) es la plaza en la que tenemos la mayor cantidad de operadores haciendo ofertas”, indicó la superintendente de Casinos de Juegos, Vivien Villagrán.

Tras la ceremonia de recepción de las propuestas, el gerente general de Enjoy, Gerardo Cood, se mostró confiado en que el proyecto presentado será el ganador.

“Es un casino emblemático, con una tasa de impuesto altísimo respecto al resto, pero le vemos potencial, le vemos crecimiento. Creemos que es una Región (la de Valparaíso) a la que le falta mucho desarrollo todavía y por ende, al conocer el cómo se opera entrega muchos incentivos para seguir operando”, puntualizó.

En esa línea, añadió que el casino de Viña representa hoy para la empresa en torno al 12% del Ebitda, tras el 15% aportado por Coquimbo y el 35% de Punta del Este.

“Es un casino emblemático (…), pero desde el punto de vista de resultados no es tan grande, por lo que estamos haciendo una oferta que nos satisface. No estamos pagando por una alfombra roja en febrero”, señaló.

Tras la recepción de las ofertas, se dará paso a la revisión, proceso que cuenta con un plazo máximo de 120 días. Dichas evaluaciones serán propuestas al Consejo Resolutivo, el que contará con cuarenta días para ratificarlas o solicitar su revisión. Concluida la evaluación, la Superintendencia dictará una resolución.

Cood se refirió, además, a la idea de que el mencionado casino sea declarado patrimonio nacional. “Eso puede ser complejo (…) cuando quieras hacer una modificación, porque tendrás que pedir permiso a la Superintendencia y al Consejo de Monumentos Nacionales”, advirtió.

latercera.com

Deja un comentario