Se avecinan nuevas fusiones entre los principales empresas de juego online del mundo

Las compañías de apuestas más grandes del mundo se preparan para una ronda de negociaciones multimillonarias que inicia en estos días, ya que los grupos unen sus fuerzas para asegurar el dominio del mercado.

El primero del bloque se prepara para ser una fusión que se frustró antes entre el grupo GVC Holdings, con sede en la isla de Man, y el corredor de apuestas de Reino Unido Ladbrokes Coral.

Las dos compañías están más avanzadas para completar el trato de lo que se sabía anteriormente, después de acordar la forma que tendrá un nuevo equipo ejecutivo y consejo de administración, según varias personas cercanas a ambos grupos.

Mientras tanto, William Hill, Paddy Power Betfair, The Stars Group (anteriormente Amaya), 888 Holdings, Rank Group y Jackpotjoy elaboraron su propios planes de batalla, ya que tratan de “probar” su próximos movimientos.

Las entrevistas con más de 15 altos ejecutivos de la industria, incluidos varios que participan en las negociaciones de alianzas y hablan bajo la condición del anonimato, revelan que se espera que la ráfaga de acuerdos empiece después de la presentación del resultado de la revisión regulatoria de Reino Unido este mes. Las compañías no quisieron hacer comentarios.

El impacto desconocido sobre los ingresos a partir de cualquier reforma regulatoria hizo imposible evaluar el valor de las compañías de juegos, lo que llevó a los rivales a elaborar planes que pueden activarse después de su publicación. “Después de la revisión, no será el inicio de las pláticas, será la continuación de las mismas”, dijo David Jennings, director de investigación de esparcimiento de Davy, los gestores patrimoniales irlandeses. En toda la industria, el premio es similar.

Los grupos de juegos creen que una mayor escala puede ayudarles a evitar la feroz competencia de grupos advenedizos en línea y el aumento del escrutinio regulatorio.

Las compañías recién ampliadas operarán bajo diferentes marcas, pero los costos se van a dividir al unir los sistemas en línea en una sola plataforma, compartir los gastos de mercadotecnia y unificar las funciones administrativas.

En agosto, el Financial Times dio a conocer que GVC ofreció hasta 3.600 millones de libras para adquirir Ladbrokes, pero las negociaciones se cayeron y Kenny Alexander, director ejecutivo de GVC, dijo que no va a considerar ningún acuerdo hasta que pase la revisión. Los grupos realizaron negociaciones de fusiones el año pasado, mientras Ladbrokes completaba su combinación con Coral por 2.200 millones de libras.

Pero cuatro personas cercanas a las conversaciones dijeron que Ladbrokes y GVC fueron hasta el punto de discutir sobre la estructura del equipo ejecutivo; Alexander se convertirá en el director ejecutivo de un nuevo grupo, mientras el jefe de Ladbrokes Coral, Jim Mullen, saldrá.

El director operativo de Ladbrokes, Andy Hornby, asumirá el mismo puesto en la nueva entidad, y el director de finanzas de GVC, Paul Miles, tendrá un papel de subdirector por debajo del director financiero de Ladbrokes Coral, Paul Bowtell.

Una persona cercana a las conversaciones dijo que la mayor parte de los asientos del consejo los tomarán los miembros actuales del consejo de GVC, mientras que otros agregaron que, por debajo del puesto de director ejecutivo, todavía no se establece ningún cargo.

GVC comenzó a interesarse en Ladbrokes Coral el año pasado, después de iniciar conversaciones con William Hill. Personas cercanas a GVC dijeron que le interesaba expandir su operación de apuestas deportivas, por lo que no descartó hacer un movimiento por William Hill, pero cree que Ladbrokes Coral representa una mejor “afinidad cultural”.

Sin embargo, todavía quedan grandes puntos. Tanto Ladbrokes Coral como William Hill expresaron una fuerte cautela sobre las operaciones de GVC en Turquía, donde la mayoría de los tipos de juego están prohibidos y el gobierno inició una ofensiva contra los juegos ilegales.

En una concesión clave que podría romper el punto muerto, el liderazgo de GVC acordó que se va a deshacer de su división en Turquía —incluida una venta o división— “si existe un mayor más grande”, según personas cercanas a su forma de pensar. La oferta no se presentó previamente a Ladbrokes o William Hill.

Las conversaciones de GVC con William Hill se suspendieron en octubre pasado cuando se supo que Gareth Davis, presidente de William Hill, inició conversaciones con la canadiense Amaya, operadora de PokerStars. Las negociaciones se rompieron después de que el mayor accionista de William Hill, el fondo de cobertura Parvus Asset Management, se opuso a la combinación. Sin embargo, ese acuerdo podría volver a la vida. Las personas cercanas a las compañías dijeron que Philip Bowcock, director ejecutivo de William Hill, está a favor de un acuerdo con el grupo canadiense, lo que podría permitir a la casa de apuestas diversificar su negocio que se centra en el Reino Unido hacia los mercados internacionales. Agregaron que a The Stars Group también le interesa la alianza, pero aún no está claro si Parvus mantiene sus objeciones. William Hill también está abierto a ofertas de GVC y 888.

Otras combinaciones podrían surgir. En 2015, Paddy Power y Betfair se unieron en un acuerdo de 7.000 millones de libras para crear la compañía de juego más grande del mundo. El grupo sigue integrándose, mientras que el mes pasado, su director ejecutivo, Breon Corcoran, anunció que dejará la compañía.

Deja un comentario